El presidente Mauricio Macri tendrá en las próximas dos semanas una cargada agenda internacional, con las visitas al país del primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el presidente de Francia, Fran‡ois Hollande, y su propio viaje al Vaticano para mantener la primera reunión con el papa Francisco desde su llegada a la Casa Rosada.
En primer término, Macri recibirá a Renzi el próximo martes al mediodía, cuando compartan un almuerzo en el Museo del Bicentenario.
Además del almuerzo, dialogarán sobre el posible acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, el preacuerdo con bonistas italianos, así como también sobre inversiones de empresas de esa nacionalidad en los sectores de energía y agroindustria.
Ocho días después arribará a Buenos Aires el mandatario galo, quien tendrá una agenda similar en el aspecto formal, con la diferencia de que en el Museo del Bicentenario la comida para agasajarlo será por la noche.
Asimismo, además de los acuerdos de cooperación en comercial, científica, cultural y universitaria que se firmarán en el Salón de los Científicos, Hollande pidió que su agenda tenga espacio para visitar un lugar que tiene que ver con los orígenes de Macri: La Bombonera.
Ambas reuniones bilaterales serán ocasiones en las que el Presidente buscará atraer capitales productivos que se afinquen en el país para generar puestos de trabajo.
La agenda internacional de febrero concluirá con el esperado encuentro con el sumo pontífice, que se realizará finalmente el sábado 27.
Partiendo de Buenos Aires el viernes 26, el viaje será exclusivamente para la visita a El Vaticano y luego volverá al país, para luego encarar su primera apertura de sesiones ordinarias en el Congreso el martes siguiente.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora