La importancia de la reunión de Gabinete prevista para hoy en Córdoba, y planteada por Mauricio Macri con el objetivo de mostrar el federalismo de su administración, corre serio riesgo de diluirse tras la rebelión de los gobernadores, tanto peronistas como radicales, generada por el aumento de más del 100% en la coparticipación al distrito de Capital Federal.
Esta decisión se contrapone a la derogación que Macri hizo del decreto firmado por Cristina Kirchner que disponía devolver el 15% de retención que sufrieron las provincias bajo el gobierno kirchnerista. La medida fue una maniobra estratégica de Cristina y una de las tantas "bombas" que la anterior administración dejó para que explotaran en plena "luna de miel macrista".
Con el objetivo de reencausar la relación con los gobernadores, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, adelantó que a partir de este miércoles comenzará a reunirse con los representantes de las diversas provincias para comenzar a discutir el reparto de la coparticipación federal. La confirmación de las reuniones, por lo pronto, no sirvió para apaciguar los ánimos de los aliados de Cambiemos, la UCR, ya que los mandatarios de Mendoza y Corrientes salieron con los tapones de punta.
"Fuego amigo"
El primero en sumarse al reclamo fue el mendocino Alfredo Cornejo, quien enfrenta una severa crisis económica y ya le hizo el reclamo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
Aún más intransigente se mostró el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, el primer radical en confirmar que hará una presentación judicial. "Tenemos decidido ir a la Justicia, tengo que proteger lo nuestro", aseguró ayer. "Ese 15% es plata nuestra, vamos a tener que ir a la Justicia, no nos queda otro camino", planteó el correntino. "Venimos reclamando hace rato y para Corrientes ese porcentaje significaría un aporte de 1.500 millones de pesos por año", aseguró.
El sábado, tras una reunión, los gobernadores de diez provincias peronistas habían amenazado con tomar una medida similar.
Justamente, tras la amplia crítica por el aumento de los fondos, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, salió a poner paños fríos a la situación asegurando que la medida era una, "manera para ellos (por los gobernadores del PJ) de reunirse, de volver a movilizar al peronismo".
Encuentro en Córdoba
La reunión del Gabinete a desarrollarse en Córdoba sigue su curso, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, junto a varios integrantes del Gabinete nacional se reunieron hace unos días en la Casa Rosada para preparar la primera reunión que el Presidente mantendrá con los ministros en el interior del país. En esa oportunidad, el cordobés calificó a la reunión de trabajo como "muy positiva", ya que permitió avanzar en temas de agenda común. Quizás la cercanía de Schiaretti con Massa, vía De la Sota, sea una de las razones por las que el Gobierno cordobés se mantiene como uno de los pocos aliados que le quedan a Macri en el interior del país.
Chubut, otro frente de tormenta
El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, sostuvo que “la única manera de arreglar” el conflicto petrolero de esa provincia “es que el Gobierno nacional nos ayude”.
“Que iguale el precio del petróleo del Chubut con el de Neuquén, que está a 67,50 dólares. Nosotros siempre le hemos dado una mano al Gobierno nacional”, enfatizó el sindicalista.
Las declaraciones de Ávila se dieron en el marco de la reunión que, ayer al cierre de esta edición, los petroleros chubutenses mantenían con funcionarios del Gobierno para intentar arribar a un acuerdo sobre el precio del barril en esa provincia.
Antes del encuentro, Ávila indicó: “No queremos enfrentarnos con el Gobierno, pero hace 90 días que estamos con un plan de lucha. Y cada vez estamos más perjudicados”.
Por último, afirmó: “A varios de los CEO del Gobierno los conocemos porque hasta hace poco conducían las empresas más grandes de la Argentina. Para ellos, los culpables siempre son los trabajadores”.
Un gesto en Córdoba a Francisco
El presidente Mauricio Macri encabezará hoy en Córdoba su primera reunión de Gabinete en el interior del país y aprovechará la ocasión para asistir a una misa en homenaje al sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero, en un gesto hacia el papa Francisco.
El cura Brochero fue canonizado el viernes pasado por el jefe de la Iglesia Católica como futuro santo argentino, por lo cual la participación de Macri en esta ceremonia religiosa es mencionada como una señal de acercamiento a Jorge Bergoglio, con quien el Presidente espera reunirse “muy pronto”, según afirmó la canciller Susana Malcorra.
Macri viajará hoy temprano a la provincia mediterránea, donde junto al gobernador Juan Schiaretti compartirá la reunión de Gabinete. Ni bien llegue, el jefe de Estado se trasladará hacia Villa Cura Brochero, donde participará del oficio religioso en homenaje al “cura gaucho”, al cumplirse 102 años de su fallecimiento.
Se espera que Brochero -quien vivió en el valle de Traslasierra, se dedicó a los pobres y murió el 26 de enero de 1914, leproso y ciego- sea declarado oficialmente santo en octubre próximo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Roberto Carlos Marquez
Roberto Carlos Marquez · Hace 10 meses

Tanto que la putearon a Cristina porque mediante decreto igualaba la coparticipación que el macrismo y el partido judicial le estaban regalando a Cordoba, San Luis y Santa Fe... por eso nunca hay que escupir para arriba!

el villero con estudios
el villero con estudios · Hace 10 meses

Macri había anunciado que no iba a usar el "tango 01" para usar aviones de linea(y las focas aplaudidoras del pro alegres), pero éste aquí que no usa aviones de linea, sino que alquila aviones de una empresa privada perteneciente al grupo macri, "macair"


Se está leyendo ahora