Frente al movido mes sindical en curso (este viernes habrá Plenario de secretarios generales y el 22 se realizará el Congreso normalizador para unificar la CGT), Mauricio Macri anunciará la devolución de los millonarios fondos retenidos a las obras sociales que el kirchnerismo retuvo para condicionar a los gremios.
Son 29.000 millones de pesos correspondientes al Fondo Solidario de Redistribución que se pagarían, de acuerdo a un borrador al que tuvo acceso este diario, de la siguiente manera: 2.500 millones, cash; y otros 4.500 millones para formar un fideicomiso destinado a atender prestaciones especiales de las obras sociales. Otros 14.000 millones los pagará el Estado en bonos que quedarán depositados en el Banco Nación con el compromiso de no ser vendidos en el mercado en los próximos tres años. Finalmente 8.000 millones se destinarán a la Cobertura Universal de Salud, nombre que tomará el nuevo sistema a partir de las reformas planeadas.
El plan fue pergeñado por el ministro de Salud, Jorge Lemus (seguramente estará en la presentación), y abarca más puntos que la devolución del dinero: se proyectará, por ejemplo, la creación de una Agencia de Evaluación de Tecnología para impedir la importación ilimitada de medicamentos y se reciclarán los cerca de 90 programas que tiene el Ministerio de Salud nacional para mantener las mismas prestaciones, pero de modo centralizado, lo que implicará una reducción del costo burocrático.
Pero no todo es color de rosas: agosto será complicado. De hecho, este viernes los sindicalistas sacarán un documento crítico al Gobierno por las tarifas, inflación y Ganancias. Un grupo importante pedirá incluir medidas de fuerza: son los 24 gremios de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte. En tanto, la ATE convocó a un paro el 11/8 y la CTA de Hugo Yasky llama a movilizarse a fin de mes en la Marcha Federal, de la que ya tiene agendada la participación de 70 gremios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora