Tras haber sido recibido con honores militares, Mauricio Macri compartió un almuerzo de trabajo con Angela Merkel en la sede de la Cancillería Federal alemana.
En la conferencia de prensa que compartieron luego del encuentro, el presidente argentino confirmó que ambos países tienen la intención de acelerar los tiempos para la aprobación del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.
"Celebramos esto porque queremos avanzar lo más rápido posible en los acuerdos Unión Europea-Mercosur", confirmó el propio Macri.
Firmaron convenios
El presidente argentino también fue consultado por los periodistas presentes acerca de la decisión de Gran Bretaña de dejar la Unión Europea y el efecto que eso puede tener para la firma del acuerdo.
"En el almuerzo estuvimos hablando de los miedos y cuántos miedos hay dando vueltas en el mundo. Si esto avanza, progresa con aquellos que se integren. No hay otro camino que la integración", dijo.
Entre las preguntas que recibió, Macri debió además responder acerca del estado actual de la economía argentina. El jefe de Estado celebró que su gobierno logró "bajar drásticamente la inflación", y anticipó: "Sobre el final de este semestre esperamos ver una recuperación".
En el encuentro se firmaron convenios bilaterales para trabajar en conjunto en materia de salud, agroindustria, transporte y seguridad social.
Además, ambos mandatarios expresaron su interés en abordar el problema del cambio climático e incentivar el uso de energías renovables.
La reunión de Merkel y Macri fue uno de los puntos más altos de la intensa agenda bilateral que el Presidente tiene fijada para su minigira europea. En los últimos días tuvo también encuentros con su par francés, François Hollande; los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, y el titular del Consejo Europeo, Donald Tusk.
El viaje forma parte de los intentos del nuevo gobierno de reposicionar a la Argentina en el mundo. Puntualmente, la visita a Europa tiene como intención firmar nuevos acuerdos comerciales y dar una nueva forma a la relación del país con la Unión Europea.
Más temprano, el mandatario argentino tuvo una serie de reuniones con diversos funcionarios del gobierno alemán. Los encuentros incluyeron al presidente, Joachim Gauck, y al ministro de Economía y vicecanciller, Sigmar Gabriel.
La comitiva argentina está integrada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Misiones, Hugo Passalacqua, entre otras autoridades.
Por la tarde, Macri mantuvo un encuentro con el pianista argentino Daniel Barenboim, director de la Orquesta Estatal de Berlín y activista por la paz en Medio Oriente.
Según un comunicado de la Casa Rosada, Barenboim se puso a disposición del Gobierno para colaborar con la propuesta de recibir refugiados sirios.
"Le dije que estaba cien por ciento a su disposición y de la ministra de Relaciones Exteriores, porque la Argentina, a mi modo de ver, puede y debe jugar un papel internacional mucho más importante que el que ha tenido en los últimos años", remarcó. "Creo que tenemos que participar de todo eso y yo le prometí a la ministra Malcorra que cuando vaya a la Argentina quisiera encontrarme con ella y con ellos y ver qué podemos hacer", añadió.
Luego, el Presidente brindará una exposición sobre el tema "Argentina en el mundo", en el salón auditorio de la Fundación Konrad Adenauer y asistirá a una cena que ofrecerá en su honor el ministro federal de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, y de la que participarán directivos de importantes empresas alemanas.
Mañana miércoles Macri se reunirá con los CEO de Mercedes Benz, Volker Mornhinweg, y de Volkswagen, Herbert Diess; visitará un centro de capacitación de la empresa Siemens y la sede del Bundestag, el Parlamento Federal, donde se reunirá con su titular, Norbert Lammert.

Tres mil refugiados

El pianista y director Daniel Barenboim destacó la decisión del Gobierno argentino de recibir a 3 mil refugiados que huyen del conflicto en Siria.
En declaraciones a la prensa tras el encuentro con el presidente argentino, Baremboim subrayó que habló del tema con Macri, y remarcó que "todo el problema de los refugiados sirios Alemania y Europa sola no lo pueden resolver".
"Tenemos que participar todos. Podemos y tenemos que encontrar la forma", resaltó el pianista argentino-israelí que se desempeña como director de la Orquesta de Berlín.
En ese sentido, el renombrado director argentino reconoció que "no es fácil" llevar paz a Siria, país que se encuentra en medio de una guerra civil, pero consideró que se podría apelar a una "solución semejante" a la que se dio en la Argentina con los refugiados judíos que llegaron al país a comienzos del siglo XX.
A la vez, remarcó que en cada visita a la Argentina queda "muy impresionado" por la relación existente entre la comunidad judía y el Centro Islámico, en el marco del diálogo interreligioso, una de las causas por la que es reconocido mundialmente, al bregar por el acercamiento entre israelíes y palestinos.
"La Argentina puede y debe jugar un papel importante", sostuvo Barenboim.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora