Había terminado la fiesta del pin pin, el tradicional baile del carnaval, en la Misión San Francisco de Pichanal, el domingo alrededor de las 19. La luz del día comenzaba a apagarse.
Dos amigos se juntaron a beber en la cancha de fútbol de uno de los tres loteos que hay en la misión, conocido como barrio La Nueva Jerusalén. En realidad, era el "alargue" o "tercer tiempo" que hacían de la multitudinaria fiesta del carnaval que se había realizado en esa parte del cruce de Pichanal, una zona donde viven más de 10.000 personas.
No hay muchas explicaciones sobre lo sucedido, pero cerca de las 22 se generó una discusión. Gritos, empujones, algunos puñetazos lanzados a un contrincante. El alboroto alertó a varios vecinos que avisaron a la familia de uno de los jóvenes. Al parecer el diablo del carnaval quedó deambulando por el lugar e hizo de las suyas.
La madre de un joven de 18 años salió a mirar qué pasaba y vio que un cuchillo ya estaba en una mano de uno de los contrincantes. De inmediato fue a defender a su hijo. Pero la mala suerte o el destino se repartió en tres: los dos (la madre de 37 años y su hijo de 18) y un joven de 21 años terminaron heridos. Ella quedó herida en uno de los ojos, su hijo con una grave puñalada en el abdomen y el otro muchacho con el rostro abierto desde la boca hasta casi la oreja izquierda.
El profuso sangrado de los tres heridos obligó a llevarlos de inmediato al hospital San Vicente Arroyabe, de Pichanal.
Los médicos vieron que el panorama era complicado y que los tres necesitaban atenciones en un centro de mayor complejidad. En minutos fueron trasladados al hospital zonal San Vicente de Paul, de la ciudad de Orán, donde fueron sometidos a cirugías y curaciones para detener las hemorragias y cerrar las heridas.
A las pocas horas la madre fue dada de alta, mientras que su hijo fue operado y quedó internado. El otro joven fue atendido y autorizado a regresar a su casa.
Intervención
Con el informe de lo sucedido en la Misión San Francisco, desde el Juzgado de turno se dispusieron medidas para que el personal policial avanzara en la investigación. Una de las versiones indica que habría cierto grado de parentesco entre los tres heridos. La causa que se abrió a raíz de esta disputa quedó caratulada como "lesiones con arma blanca". Lo que comenzó siendo una discusión terminó con tres heridos en un hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 9 meses

LINDA FAMILIA !!!!!! ..... SU "HIJITO" BEBE Y SU MADRE SALE DEFENDERLO ????? FLOR DE PERSONAJES DEBEN SER ....PERO MEJOR QUE SE SIGAN ELIMINANDO ENTRE ELLOS .... MENOS PROBLEMAS Y MAS TRANQUILIDAD PARA LA SOCIEDAD


Se está leyendo ahora