La tendencia que se perfila para 2015 indica que será el año más cálido registrado desde la era preindustrial, de acuerdo a un comunicado que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) difundió ayer. Las principales causas identificadas son el calentamiento global provocado por el hombre y el fuerte fenómeno climatológico conocido como El Niño de este año.
Las superficies oceánicas también alcanzaron temperaturas récord, y la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera superó las 400 partes por millón durante este año.
"Son malas noticias para el planeta", reconoció Michel Jarraud, secretario general de la OMM, cuando presentó la evaluación anual preliminar de cara a la cumbre del clima que la ONU celebrará en París desde el lunes. Jarraud sostuvo que hoy en día el mundo se calentó un grado centígrado más en comparación con la era preindustrial (1880 y 1899).
Lo que representa un hito simbólico, ya que los líderes mundiales se fijaron como meta mantener la temperatura mundial a un margen de 2º centígrados con respecto a la era preindustrial.
Los expertos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) y otras entidades ya habían vaticinado que el 2015 sería el año más caluroso. La agencia de la ONU, junto con la NOAA, la NASA y la agencia meteorológica de Japón coinciden en que antes, 2014 había sido el más caluroso, con temperaturas de 14.57º centígrados.
"Los años 2011 a 2015 conforman el quinquenio más cálido del que se tienen datos, con numerosos episodios meteorológicos extremos, especialmente olas de calor por influencia del cambio climático", según un análisis realizado por la OMM.
El balance
En su balance, la organización internacional menciona que este año se produjeron en Argentina intensas lluvias e inundaciones, y que las estimaciones más recientes del nivel del mar indican que el promedio mundial durante el primer semestre de 2015 fue el más elevado desde 1993, año a partir del cual se dispone de observaciones por satélite.
Entre los ejemplos de que el termómetro sigue subiendo, figuran las temperaturas máximas sin precedentes, tanto estacionales como anuales, registradas en Estados Unidos en 2012, los veranos cálidos en Asia y Europa Occidental en 2013, las olas de calor de primavera y otoño de 2014 en Australia, las elevadas temperaturas anuales sin precedentes registradas en Europa en 2014 y la ola de calor de Argentina en diciembre de 2013.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora