La ministra argentina de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, dijo hoy que si es elegida secretaria general de la ONU mantendrá la línea seguida por Ban Ki-moon en lo relativo a las Malvinas y restó importancia a su nacionalidad en el marco de esta disputa.
'El secretario general siempre ha dicho a las dos partes, el Reino Unido y Argentina, que estará dispuesto a hacer aquello que ambas partes estén de acuerdo que debe hacerse', recordó Malcorra a los periodistas tras presentar a los Estados miembros su candidatura a suceder a Ban.
Según defendió, esa situación será la misma 'con cualquier otro secretario general, sin importar su nacionalidad'.
En ese sentido, insistió en que independientemente de quien sea secretario general, éste siempre estará 'en manos de los Estados miembros'.
Malcorra, que antes de ocupar su actual puesto fue jefa de gabinete de Ban, dijo que durante su estancia en Naciones Unidas junto al diplomático coreano tomó la decisión de no involucrarse en el proceso.
A priori, el conflicto de las Malvinas podría suponer un obstáculo para la candidatura de la canciller argentina, dado que el Reino Unido es uno de los cinco países que cuenta con poder de veto en el Consejo de Seguridad.
Malcorra visitó el mes pasado Londres para reunirse con su homólogo británico, Philip Hammond, un encuentro en el que los dos países discutieron maneras de 'reforzar las relaciones' entre ambos, según dijo entonces el Foreign Office.
El Comité de Descolonización de la ONU analiza cada año la cuestión de las Malvinas y habitualmente solicita a las dos partes que reanuden las conversaciones para lograr una salida pacífica al conflicto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora