Pasaron un poco menos de dos semanas desde que el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) entregó casas en General Güemes. En la ceremonia estuvieron el intendente Daniel Segura, quien dejará su cargo el 10 de diciembre, y otras autoridades provinciales.
Sin embargo, ante el primer inconveniente y la primeras lluvias trajeron aparejadas innumerables problemas y fallas en las casas del barrio 80 viviendas. Los vecinos se quejaron de esto y señaló que "con la tormenta del viernes y sábado último las cloacas colapsaron, el agua corrió en forma intensa por las calles sin asfalto e inclusive por debajo de las casas. Esto puede ocasionar el derrumbe de las mismas. Estamos muy preocupado por la situación que se dio", dijo Federico Isa a Radio AM840, uno de los vecinos de dicho barrio.
También aseguró que las calles sin pavimentación podrían ocasionar derrumbes e inundaciones y afirmó que todas las casas entregadas tienen falencias que ya fueron denunciadas a la empresa que las entregó y la Instituto Provincial de la Vivienda.
Por otra parte, Hector Cardozo, otro vecino del barrio 80 viviendas habló de los problemas con los cuales se encontró desde que recibió la casa. "El circuito eléctrico dejó de funcionar como corresponde apenas unos días después que me dieron la vivienda. Primero se me quemaban en forma rápida los focos que tenía instalados en la parte de adelante y en el fondo, de la casa. Después esto comenzó a suceder más rápido. Hasta que falló directamente todo el sistema eléctrico. Me fui hasta la obra y hablé con el ingeniero para que me de una solución. Vinieron y supuestamente lo arreglaron, pero después de unos días volvió todo a fallar".
Cardozo también indicó: "Cuando caminaba por el living de mi casa sentía que los porcelanatos abajo estaban huecos. Uno pisaba y se sentía que abajo no había nada. Otra vez tuve que ir a hablar con los encargados de la obra y al IPV. Fueron a mi casa justo cuando no estaba yo presente. Me cambiaron los cerámicos, pero pusieron cinco de otro tipo de color, de esta manera quedó sin la misma estética. Uno está pagando para tener una casa digna para su familia y resulta que los problemas comenzaron a penas nos mudamos. Una vergüenza".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia