Durante varias horas trabajaron ayer peritos de la Fuerza Aérea Argentina en la ladera del cerro donde el viernes a la tarde cayó una hidroavioneta, cuando hacía un operativo para apagar un incendio forestal en una finca cercana al dique Campo Alegre, en La Caldera.
El equipo de investigadores analizó piezas de la hidroavioneta y relevó el sitio y la escena de la tragedia, información que utilizarán para elaborar un informe que elevarán mañana al juez federal Leonardo Bavio, a cargo de la causa abierta por la tragedia aérea.

La tragedia

El viernes, minutos después de las 18, una avioneta del Sistema Federal de Manejo del Fuego se precipitó en una serranía de la finca Las Cañas, en el paraje Los Sauces, que está ubicado a la altura del kilómetro 1.636 de la ruta nacional 9 y a unos 15 kilómetros de La Caldera.
La hidroavioneta había sido convocada para sofocar un incendio que se había desatado sobre los pinares que se cultivan en esas laderas.
Según testigos, la avioneta se derrumbó segundos después de haber arrojado la carga líquida sobre el fuego que se expandía en las copas de los árboles.
El piloto de la aeronave, Alejandro Kropilnicki, de 54 años, falleció en el siniestro.
Un alerta radial recibido en la Policía de La Caldera dio cuenta de que la avioneta había caído, tras lo cual se escuchó una explosión. Esto disparó el operativo para verificar lo sucedido y ver si el piloto había sobrevivido.
Miembros de Defensa Civil, policías y bomberos de esa fuerza, bomberos voluntarios del cuerpo "M. M. de Gemes", personal del Samec y del Plan Federal del Manejo del Fuego ingresaron a la finca hasta llegar al lugar donde estaba incendiada la avioneta. Tras el primer aviso de que habían dado con la aeronave, a los pocos minutos confirmaron que el piloto había fallecido.
Intervino el juez federal Bavio, quien tras los primeros informes que recibió de los efectivos ordenó cercar el lugar a la espera de que llegaran los peritos de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil, que depende de la Fuerza Aérea.
También dispuso que se entregara el cuerpo de Kropilnicki a sus familiares, quienes tienen residencia en San Salvador de Jujuy.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

"Se sabría qué causó la caída", o no se sabrá nunca. Pero lo concreto es que a lo mejor alguna vez me dan la razón, cuando trabajando en el Poder Judicial, sugerí en forma tan insistente como inútil, que se prohibiera el sobrevuelo de los edificios por los aviones del cercano Aero Club. Entre los cuales estaba, con frecuencia, un hidrante amarillo que en una de esas sea el del lamentable accidente.


Se está leyendo ahora