*

Marcan 450 dorados para preservarlos
La Fundación Miguel Lillo, de Tucumán, desarrolla desde 2010 un proyecto que tiene como objetivo determinar el estado de las poblaciones de dorado a lo largo del río Juramento, en la zona comprendida por los departamentos Metán y Anta. Con la iniciativa se pretende estudiar y cuidar los denominados "tigres de río" y crear conciencia para mantener al río Juramento sano.
El viernes pasado los profesionales brindaron una charla a los alumnos de la escuela Belgrano de Metán y distribuyeron folletos informativos.
Los especialistas de la fundación ya llevan marcados 450 ejemplares para estudiarlos y preservarlos. La fundación es una de las instituciones más importantes de Latinoamérica en lo que se refiere a investigación biológica, geológica, taxonómica, ecológica y de recursos naturales. Nace en 1932 como legado del sabio y naturalista Miguel Lillo, cuyo espíritu ha mantenido la institución durante más de 80 años.
"Le hemos contado a los alumnos de la escuela Belgrano lo que estamos haciendo con el dorado en el río Juramento, para ayudarlos a tomar conciencia de la importancia del cuidado del ambiente", dijo la doctora en biología, Fabiana Cancino.
El equipo de la sección Ictiología de la institución, que trabaja en el proyecto, también está integrado por Baltazar Bugeau y Gastón Aguilera. "Nosotros iniciamos este proyecto a mediados de 2010, para estudiar la biología del dorado, para saber cuándo se reproducen, cómo se alimentan y si migran o no a lo largo de este extenso río que en Santiago del Estero se llama Salado. También está en estudio la cantidad que hay y si está en peligro de extinción o no", destacó.
Desde que comenzaron las investigaciones, los profesionales marcaron 450 dorados. "Hay ejemplares pero hay que cuidarlos. Nosotros hemos recuperado siete para estudiarlos, por eso pedimos la colaboración de los pescadores", dijo Cancino.
Recordó que el dorado es una especie protegida y que no se los puede sacrificar. "Solamente está permitida su pesca con devolución obligatoria. La provincia de Salta adhirió para ello a una ley que es nacional y así busca preservarlos", concluyó.
Es que la extracción de dorados está prohibida en todos los ríos de Salta. Es una especie protegida y solo se puede realizar pesca con devolución obligatoria de estos peces y solo en época habilitada. El artículo 29 de la Ley 5.513, de Conservación de la Fauna Silvestre, contempla que en "la pesca deportiva queda terminantemente prohibido el empleo de redes de arrastre o de intersección".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...