La Plaza de Mayo, colmada. Organizaciones de derechos humanos, partidos políticos, sindicalistas, empresarios, niños, abuelas, familias enteras. Ayer, cuando se cumplieron 40 años del golpe de Estado de 1976, todos coincidieron en preservar la democracia. En el acto central, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se congregó una multitud.
A lo largo del recorrido, la gente hacía pasar, pegadas en una larga bandera, las figuras de los desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado.
Con los clásicos pañuelos, las integrantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo recorrieron a paso lento, algunas de ellas en silla de ruedas. Miles de personas les gritaban: "El pueblo las abraza''.
La concentración se nutrió de varias columnas que partieron desde las 16 de distintos lugares de esa ciudad. "A 40 años del golpe genocida, nos sentimos nuevamente convocados a defender la democracia", leyó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, desde el escenario central dispuesto en Plaza de Mayo.
El documento fue suscripto por referentes de todas las agrupaciones que organizaron la marcha
Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas, H.I.J.O.S. y Familiares de Detenidos por Razones Políticas fueron algunas de las organizaciones presentes.
Más tarde, otro fragmento del discurso fue comunicado por la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Lidia "Taty" Almeida, quien dijo: "Sin derechos no hay democracia".
"A 40 años del golpe sentimos orgullo de la lucha de los 30.000 desaparecidos. Los miramos en las fotos y los recordamos con amor. Reivindicamos sus luchas. Son parte de esta memoria colectiva que nos abraza", agregó Almeida.
La fecha coincidió con la visita oficial del presidente de Estados Unidos Barack Obama, lo cual generó malestar en organismos de derechos humanos, quienes entienden que ese país respaldó el golpe militar.
Una foto de Obama con la frase "persona no grata" y otro escrito a mano con la leyenda "Obama go home (Obama vete a casa)" resaltaban entre los muchos carteles dedicados al presidente norteamericano.
"Sostenemos que Estados Unidos debe dejar de violar los derechos humanos tanto en su territorio como en otros, como la cárcel de Guantánamo", sostuvo en otro de los párrafos del documento Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas.
No obstante, la dirigente indicó que "el presidente de Estados Unidos anunció, 40 años después, que serán desclasificados los archivos de la dictadura. Es obligación de todos los estados y gobiernos aportar a la verdad, la memoria y la justicia, esperamos cumpla ese anuncio y podamos acceder a la información que tiene ese país que fue partícipe de todas las dictaduras en la región con el Plan Cóndor".
acto central.jpg
El acto central fue en Buenos Aires. Organizaciones de derechos humanos cuestionaron a Macri
El acto central fue en Buenos Aires. Organizaciones de derechos humanos cuestionaron a Macri

Críticas a Macri

El crítico documento que se difundió le acuñó un "doble discurso" de la administración de Macri y exigió el cese de los despidos. Hubo pasajes que rescataron las políticas del anterior gobierno kirchnerista.
Hebe de Bonafini, en tanto, se mostró junto a dos dirigentes K: Aníbal Fernández y Guillermo Moreno.
"La política de memoria, verdad y justicia solo se sostiene con los trabajadores adentro, por eso exigimos que se terminen los despidos, que se respete el derecho al trabajo, y se mantenga la política de Estado de verdad, memoria y justicia para que encontremos a jóvenes apropiados, para que continúe la búsqueda de los cuerpos de detenidos y sigan los juicios a genocidas", exigió Carlotto.
"El cambio de gobierno está significando a diario la vulneración de derechos", señaló.
El 24 de marzo de 1976, recordemos, las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno de Isabel Perón y desataron una feroz represión que, de acuerdo a los organismos de derechos humanos, dejó un saldo de 30.000 desaparecidos.
"Tenemos todavía 400 nietos no recuperados, muchos desaparecidos. Nadie está en condiciones de pedir un punto final a esta situación y la memoria está más viva que nunca", comentó a Milena Larrondo, una joven de 22 años que participó de la marcha.

En otras ciudades del país

Pasadas las 18, cerca de 70 mil cordobeses partieron desde la calle Colón y Cañada hasta el Paseo del Buen Pastor., Allí también se leyó un documento.
En Mendoza, otras miles de personas marcharon por calles del centro capitalino para congregarse finalmente en la explanada de Casa de Gobierno.
En Rosario de Santa Fe hubo otra movilización que se inició en la Plaza San Martín poco antes de las 18. Mas de 30 mil personas terminaron en la nave principal del Monumento a la Bandera, frente a la costa del río Paraná.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...