Analizando la situación política y económica de la Argentina, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, destacó: "Cada día queda más claro que no estamos viviendo una crisis" y agregó que "lo peor ya pasó"
"Pasó lo más difícil, pero creo que aún falta mucho. Hablamos de niveles de pobreza, de desigualdad y de falta de trabajo. Pero cada día es más claro que no estamos entrando en una crisis, sino que estamos saliendo de ella",añadió.
Respecto a las voces que se alzan para señalar que diciembre suele ser un mes complejo, el jefe de Gabinete opinó que "la Argentina está viviendo un clima de paz y en ese contexto, no hay razones para pensar que pueda haber problemas estructurales".
Y agregó: "Pueden haber algunos focos, como siempre los hay, como todos los días", pero enfatizó que "las cosas van a estar bien y no hay razones para estar preocupados".
Sobre el entusiasmo que la Argentina perece despertar en el exterior, explicó: "Es extraordinario el nivel de entusiasmo y de confianza que se ha generado en tan poco tiempo". Y repasó que "en el primer semestre estábamos en default y hoy la Argentina se está endeudando a tasas que no ha tenido en su historia. Eso habla de la confianza no solo de la gestión, sino también de los propios argentinos", apuntó.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    Comentá esta noticia

    

    Se está leyendo ahora