María Sara Pane fue curada milagrosa en 1995 por Crecencia

18-11-2012 -

Pergamino, Buenos Aires (Por Matilde Fierro, enviada especial de NA) -- "Es el día más maravilloso de mi vida, después que ella me dejó estar al lado de mi hijo, tener una nieta y pensar que en su momento sólo había pedido a María Crescencia dejar ver a mi hijo hombre", confesó a Noticias Argentinas María

Sara Pane, cuya curación milagrosa en 1995 posibilitó la beatificación hoy de María Crescencia Pérez.

Visiblemente emocionada y sin separarse de su hijo, la  mujer recordó cuando con 23 años fue sanada luego de Con 40 años, todavía le cuesta creer haber sido objeto de los "favores celestiales".

Empleada administrativa en la Fuerza Aérea Argentina, Maríoa Sara Pane contó a NA que sigue "luchando" todos los días, pero que María Crescencia le regaló una nieta y con eso "qué más puedo pedir".

Sentada en primera fila, le tocó subir al altar una reliquia  de la nueva beata argentina -primera bonaerense-, junto con una  integrante de las Hermanas del Huerto, a la que perteneció  Crescencia, y que fue colocada ante el cardenal Amato, prefecto  de la Congregación de los Santos.

"Le pido a la gente que tenga fe, yo digo que cada pensamiento  bueno que le elevan a ella, obra en nosotros, con su  intercesión", explicó.

En 1999, como para la beatificación es necesario presentar un  milagro, el 25 de agosto de ese año, en el Arzobispado de Buenos Aires, se dio comienzo al proceso de en ese entonces "presunta" curación milagrosa de la joven Sara Pane.

En 1995, Sara necesitaba un urgente trasplante de hígado por una hepatitis aguda agravada por una diabetes infanto-juvenil. El 2 de abril de ese año, con sorpresa, los médicos en el hospital Italiano a punto de trasplantarla, comprobaron que estaba completamente curada y ése fue el milagro aprobado por el Papa Benedicto XVI en 2011 que hoy permitió inscribirla en el libro de los beatos.

"Todos estos años estuve al servicio de ella, haciéndome  estudios, siempre con mucha fe, cuando sabés que todo va a salir  bien porque ya tenés esa paz interna", manifestó.

En el día de su beatificación, Sara Pane trajo muchos pedidos que le encomendaron, pero al ver la enorme multitud de personas llegadas de todas partes del mundo formuló un deseo: "Le pido a María Crescencia que las mire y las escuche, yo sé  que las está mirando y escuchando", expresó a NA.

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


marcela cottone
marcela cottone · Hace 2 meses

Hola! Quisiera contactarme con Sara, o simplemente un pedido. Martina Lassig de 10 años padece insuficiencia hepática grave...está en el Hospital Italiano, Somos una comunidad entera orando,y les hablé sobre su milagro. por favor esta muy grave, es un caso "raro"dicen los médicos. Te agradezco una oración a la Hermana Crescencia por Martina mi mail fliabercot@hotmail.com Gracias!!!

ignacio pane
ignacio pane · Hace 24 meses

no fue en el 95 si no en el 97

ignacio pane
ignacio pane · Hace 24 meses

gracias x todo la verdad q en pergamino nos recivieron como si fueramos de ahy muchas gracias