El paso de Tecnópolis por Salta representó un trabajo conjunto entre distintas áreas de gobierno y la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia cumplió un rol más que importante. Su titular, María Soledad Vicente, dialogó con El Tribuno e hizo un balance de lo sucedido a lo largo de las más de dos semanas de la feria,
¿Qué análisis hace luego del paso de Tecnópolis por Salta?
Sumamente positivo, mucho mejor de lo que yo esperaba y esperábamos todos. Nos sorprendió la cantidad de gente que concurrió cada día. Estuvo todo muy bien, a pesar de que hubo días en los que teníamos más de cuarenta mil personas tratando de ingresar a la muestra.
¿Con qué problemas se encontró?
No hubo problemas, más allá de las demoras que obviamente se suscitaban para ingresar a cada espacio, pero no hubo mayores complicaciones. La gente pudo disfrutar de cosas muy novedosas, como realidad virtual y lo vinculado a la ciencia y tecnología. Los dinosaurios les fascinaron a los chicos. Hubo espectáculos de muy buen nivel y contaron con una gran afluencia de público, en lo que fue una oportunidad única para la provincia. Creo que ha sido muy bien aprovechada.
¿Hubo una muestra que le haya sorprendido por las visitas que tuvo?
El espacio del Museo de Alta Montaña (Maam) también fue muy demandado, lo cual tenía sumamente contentos a todos porque en estos días de exposición pasaron por él mucha más gente de la que pasa anualmente por el mismo museo.
¿Qué cosas cree que se pueden mejorar en el caso de que Tecnópolis regrese?
Todo esto nos dio elementos para poder programar, si hay una próxima visita de Tecnópolis, y subsanar algunos inconvenientes que básicamente han tenido que ver con la cantidad de gente y con el espacio que habilitaba el Centro de Convenciones. El Centro en sí tiene una determinada capacidad y los visitantes superaban ampliamente ese número. Esta es la primera vez que la feria es itinerante y la primera provincia a la que venía fue Salta. Entonces era muy difícil prever o tener estimaciones sobre la cantidad de personas que pasarían. No obstante, se trabajó mucho previamente, salvo el inconveniente de las demoras no tuvimos mayores problemas, todo estuvo bastante bien coordinado.
Un gran esfuerzo...
Tecnópolis ha sido un gran esfuerzo del Gobierno nacional, por un lado, que tomó la decisión de hacer esta muestra federal y de visitar las provincias con todo lo que eso implica, y también para nosotros. El gobernador Urtubey dio el acuerdo para hacerla desde la provincia, y si esto se vuelve a repetir se tendrá que coordinar nuevamente, con la experiencia adquirida y hacerla de la mejor manera posible.
¿La solución a la cantidad de público se basaría en cambiar de lugar?
Si hubiera una próxima muestra lo primero que tendríamos que plantear es el tema del espacio, o sea cómo responder a la gran afluencia de gente de una manera que sea más cómoda y más ágil y eso sería a través de un espacio de mayor capacidad.
¿De qué manera?
Se debería habilitar dentro de ese espacio... Obvio que todas estas son suposiciones porque acaba de terminar la muestra y no se conversó nada sobre esto. Uno supone que se pueden habilitar espacios con algún tipo de carpa especialmente preparada o algún otro tipo de espectáculo en la parte externa, utilizar más los espacios exteriores, quizás distribuir la muestra de otra manera y así facilitar el flujo de la gente. Seguro que esta experiencia nos da muchos elementos para poder mejorar en todo lo que sea necesario.
¿Cómo fue la presencia de los estudiantes?
Previamente a la muestra fuimos haciendo un registro para evitar que las escuelas se agolparan en la primera semana o en el mismo horario, pero la verdad, ese registro duró uno o dos días de comenzada la feria porque fue mucha la demanda. Calculábamos una determinada cantidad de alumnos y eso se superó ampliamente. Aproximadamente deben haber concurrido más de 1.400 escuelas de Salta, Tucumán, Jujuy y Catamarca.
¿Cree que se cumplió con el objetivo de generar vocaciones?
Uno de los objetivos que se remarcan desde Tecnópolis es el de despertar vocaciones científicas y para eso el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación aporta contenidos, pero también está toda la parte cultural y artística, que es otro de los objetivos de esta muestra. En ese sentido ha sido muy positivo también. La idea fue mostrar a través de cuestiones atractivas y lúdicas conceptos científicos y tecnológicos y, de esa manera, desmitificar el hecho de que sean cuestiones incomprensibles, sino mostrar que la ciencia explica todo lo que uno observa día a día, así que desde ese punto creo que sí se cumplió el objetivo.
¿Se logró crear interés?
Quizás algunos chicos, al haber tanta gente, hayan tenido un paso muy rápido pero en general aquellos que se tomaron el tiempo seguramente entendieron varios conceptos y les despertó un cierto interés por saber más.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora