La subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano de la Nación, Marina Klemensiewicz, visitó ayer la provincia para firmar distintos convenios de trabajo para el mejoramiento integral de la calidad de vida en las localidades más golpeadas.
En diálogo con El Tribuno, la funcionaria explicó en qué consiste el nuevo Plan Nacional de Vivienda y Hábitat que impulsa el presidente Mauricio Macri, que ayudará a los sectores más vulnerables a tener acceso a una vivienda digna y a servicios básicos. Además, criticó con dureza los hechos de corrupción que se dieron durante la administración de Cristina Fernández de Kirchner. "Los nueve millones que enterró López significan toda el agua y la cloaca de Morillo y Los Blancos", disparó la subsecretaria.

¿En qué consiste el nuevo Plan Nacional Hábitat que quiere llevar adelante el presidente de la Nación, Mauricio Macri?
Es un plan integral que tiene como primer objetivo segmentar las necesidades por población. Hicimos una pirámide del déficit habitacional que existe en Argentina, porque vos no podés tener la misma estrategia de abordaje para una persona que está en la base de la pirámide y que vive en una villa o un asentamiento como una persona de clase media que tiene un ingreso familiar de dos salarios móviles y puede aplicar a un crédito. Entonces, lo primero que nos preguntamos es ¿dónde está el déficit?

¿Y dónde está?
La mayor cantidad de déficit, lamentablemente, está en la base de la pirámide. Personas que tienen menos de dos salarios mínimos vitales y móviles. Además, viven en zonas de muchísima marginalidad y fractura urbana y social. Después tenemos la otra matriz con la que miramos el déficit, que es territorial, y nos da el marco de dónde está ubicado en el mapa. Una es por nivel de ingresos y otra a nivel territorial. Antes, la política habitacional que existió en Argentina en los últimos 10 años fue Procrear y la vivienda social que se hacía con fondos federales que supuestamente tenían que ir a la base de la pirámide se entregaba a los sectores medios. Entonces, claramente lo que creció fue el déficit en la base de la pirámide, creció la marginalidad, la pobreza y el déficit cuantitativo y cualitativo. Los sectores más altos de mayores ingresos siempre, de alguna manera, tienen la posibilidad de financiarse.
¿Por qué armaron este plan integral?
Porque, justamente, queremos llegar a toda la población, pero poner un especial foco donde está la mayor necesidad. Para llegar de esta manera tenemos distintas herramientas. Tenemos el Plan Nacional de Hábitat, que trabaja sobre la vulnerabilidad de las áreas marginales. Existen 6.300 villas a nivel país, y más o menos estimamos que están viviendo entre 12 y 14 millones de personas en estas zonas, que se caracterizan por no tener agua potable, cloacas y por las viviendas precarias, que no tienen título de propiedad. Están en contextos de muchísima fragmentación social y urbana.
¿En qué consiste el plan nacional Salta Hábitat?
Son convenios y proyectos específicos. Por ejemplo, en el caso de Salta capital, se firmaron convenios con los barrios Bicentenario, Gauchito Gil y Floresta. Ahora están presentando un proyecto en villa Juanita. Después tenemos todo lo que estamos invirtiendo con fondos federales para llegar a la Salta profunda, como la llamo.
¿Cómo van a trabajar en esos lugares?
Lo primero que hicimos como Ministerio es armar un ranking de los 100 lugares más vulnerables de la Argentina de menos de 10 mil habitantes. Nos preguntamos dónde está esa pobreza estructural que es invisible, porque desde lo político no existe. Salta, de los 100 lugares más vulnerables en el país, tiene 17. Es la segunda provincia. Entonces, ¿qué hicimos? Hace dos meses vinimos y conocimos cada lugar, vimos lo que faltaba, lo que cada comunidad necesitaba y directamente empezamos a definir qué proyectos íbamos a encarar. Como la gran mayoría necesita agua y cloacas, y como es un mandato del Presidente, 100% de agua y cloaca, es la obra que hay que hacer antes de hacer cualquier cosa. Lo primeros proyectos en 6 de las 17 localidades están enfocados en poner agua y cloaca y las obras terminarán en julio del año que viene. Ese es el primer objetivo que tenemos en las 17 localidades.
Cuando termine esa etapa, hacemos el mejoramiento o la vivienda nueva que haya que hacer en función de la necesidad de cada comunidad. En el caso donde haya comunidades aborígenes y habiten en viviendas absolutamente precarias, las vamos a hacer de nuevo. Nuestra idea es en los 100 lugares más vulnerables arrancar con todas las obras de agua y cloaca este año. En Salta tenemos seis convenios firmados y fondos que van a estar llegando desde Nación. Nos faltan los otros once. Queremos empezar a resolver esa deuda que es estructural y que empieza a cambiar la vida a la gente.
¿Salta tiene un déficit importante de viviendas a nivel país?
Salta hoy tiene más un déficit cualitativo que cuantitativo. No es tanta la vivienda nueva que se necesita como la vivienda que existe y hay que hacerle un mejoramiento del hábitat. Salta, en relación al país, en términos de déficit, no es de las provincias con mayor déficit cuantitativo. Hay provincias que son mucho más escandalosas. Pero sí tiene un déficit cualitativo muy estructural que estamos abordando.
En este país, lamentablemente, la obra pública es sinónimo de corrupción. ¿Cómo van a hacer para controlar esos proyectos y darles la mayor transparencia posible?
Este es un tema que lo venimos hablando con el Gobierno provincial desde el día uno. Nosotros primero generamos un mecanismo de desembolso en el que al principio solo se da un 25% del costo. Si no hay un avance de la obra, que en muchos casos va a ser auditada por mí personalmente, no hay segundo desembolso. Y si no hay segundo desembolso y vemos que una obra se paralizó por alguna cuestión que no sea entendible, ahí directamente no hay más plata. Entonces, esa obra queda paralizada y la vamos a remontar desde el Gobierno nacional con otro esquema.
¿Dónde realizarían el control?
Nuestro control va sobre el Ministerio de Infraestructura de Salta del ministro (Baltasar) Saravia. Es muy consciente y lo hablamos en estos términos. Tenemos un excelente diálogo y trabajo en equipo, pero tenemos nuestras exigencias. Sabe que el compromiso que asume como ministro es mayor transparencia y mayor celeridad a la hora de empezar la obra. Ese es el compromiso que el Gobierno provincial ha tomado y ha asumido.
En declaraciones a la prensa que realizó, usted dijo que el caso de José López significaba quitarle agua y cloacas a la gente. ¿Qué opinión tiene sobre este tema?
Soy absolutamente lapidaria. Creo que un funcionario que está en el poder para robar, para enriquecerse en desmedro de la necesidad de la gente es inadmisible. Es no entender que hay argentinos que la están pasando mal. Esto ha sido un esquema de robo y de corrupción. O sea, el Estado que nosotros recibimos, era un Estado para robar, donde la señora Cristina Kirchner era la dueña del circo. Fue un festival del robo y esto es así. López era un brazo ejecutor. La corrupción es de a dos, es entre un dirigente político y una empresa que paga. Acá lo que hay que poner en crisis es al empresariado argentino que con tal de hacer la obra es capaz de cualquier cosa y sobornar o entregar una obra con sobreprecio con el funcionario de turno.
¿Qué significan nueve millones de dólares en términos de hábitat?
Significa toda el agua y la cloaca de Morillo y Los Blancos juntos, por ejemplo. Eso es la corrupción. Es que a toda la gente que vive en Morillo y en Los Blancos no les haya llegado el agua potable y la cloaca. Eso significa. Hay una pobreza estructural en Argentina que tiene que ver con años de un Estado que no ha invertido en mejorar calidad de vida y garantizar lo básico. Estamos como en África.
El presidente Macri está muy comprometido en el cuidado del medio ambiente. ¿Desde el Ministerio están pensando en la construcción de viviendas autosustentables o ecológicas como ocurre en otros países?
Sí, la innovación y la autosustentabilidad es un componente básico de nuestra tarea. De hecho, tanto para Los Blancos como para Dragones hay una cláusula en el convenio, que estamos estudiando con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que establece un esquema de innovación para hacer más sustentable el uso del agua y de cloaca, con todo un esquema de fertilización. Para nosotros es clave. El Presidente, además, es muy consciente de que tenemos que hacer campañas para promover cambios culturales en los hábitos que tenemos. Por ejemplo, en la Puna jujeña, todas las viviendas que estamos haciendo son con calefones solares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 2 meses

Delincuentes y mentirosos

pipo pani
pipo pani · Hace 2 meses

Y esta gorila trasnochada? Si no fuese por la Yegua de Cristina y su colchon social que dejo ya los hubieramos hechado en cana a todos estos HDP desde Macri hasta el ultimo delincuente que gobierna actualmente. Por dios, todavia tiene el tupe de venir a hablar de la gente que mal mal que mal nos alcanzaba el puto dinero.

- Nonnoc
- Nonnoc · Hace 2 meses

No le gusta que le digan la verdad?

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

¡¡tranquilo Pipo que se te sube el colesterol con facilidad!! Yo entiendo que esta gente te tiene los huevos al plato con todas las pelotudeces que dicen , pero calmate ,por favor.

Se está leyendo ahora