La construcción de la imagen de Marina Silva no es ninguna casualidad.
La líder del Partido Verde Brasilero, desde su conversión al evangelismo pentecostal en 1988, empezó a granjearse la simpatía y apoyo de la fuertísima comunidad cristiana brasilera, representada por las iglesias católicas, evangélicas y pentecostal. En este terreno recibió un importante espaldarazo del papa Francisco en su pasada visita a la Juventud brasilera y mundial.
Es preciso recordar que en las elecciones de octubre de 2010 obtuvo el 19% de los votos ubicándose de manera decisiva como principal contrincante al Partido de los Trabajadores (Dilma Rousseff) y al PSDB (José Serra).
Marina representa la impecable operación de instalación de imagen impuesta por la organización "verde" World Wildlife Fund, o Fondo para la Vida Silvestre (WWF), que preside el consorte de la Reina Isabel II de Inglaterra: el príncipe Felipe. Financiada por el Grupo Inter Alfa que preside lord Jacobo Rothschild a quienes pertenece el Banco Santander (Itaú) -a través de la familia Botín- con absoluta preeminencia en el manejo de las finanzas brasileras en un desplazamiento al Banco do Brasil.
En su calidad de ministra de Medio Ambiente del gobierno de Lula da Silva (2003-2008), supervisó la instrumentación de la primera mitad el proyecto de Zonas Protegidas de la Región del Amazonas (ARPA) de la WWF -un plan a 10 años para colocar una red de zonas protegidas- en el amazonas brasilero, todo bajo control de la organización internacional.
En esa época, 2009, se unieron al "Partido Verde" los multimillonarios Guillermo Leal (fundador de la compañía de cosméticos Natura) y Fernando Garnero (director de Brasilinvest) de estrecha relación a Lord Rosthchild.
A partir del 2010 el presidente de la "WWF Brasil", Alvaro de Souza, solicita autorización para dejar la presidencia y pasa a desempeñarse en la presidencia del Comité de Finanzas de la campaña de Silva. Bajo la dirección de Souza, Marina y el PV recibieron suficiente dinero para transformar la imagen de lo que en su momento fue un "minúsculo ecologista partido verde" en la futura Primera Magistratura.
Hoy se presenta públicamente flanqueada por Neca Setubal (del Banco Itaú) y Roberto Amaral (Presidente del PSB), lanzando críticas al capitalismo en defensa de una distribución de la renta incluidas en el libro que contiene sus 6 ejes de propuestas de gobierno.
Es preciso destacar que la aceleración en la promoción de su imagen se dio en estos últimos días luego del oportuno "accidente" del Cessna que se estrelló en Santos donde perdió la vida el candidato presidencial Eduardo Campos compañero de fórmula de Silva.
Hoy la imagen de Marina supera el 35% de intención de votos de los brasileros.
La llegada a la Presidencia de Marina Silva significa, sin lugar a dudas, la incorporación de Brasil al esquema Imperial Británico que junto a Sudáfrica definirán fuertemente la política de los BRICS.
No obstante, es preciso tener en cuenta que la deuda pública de Brasil transita una peligrosa cornisa. Del año 2003 al 2009 pasó de los US$311.000 millones a US$ 770.000, un aumento de 138% en seis años. Se renegoció con bonos, que revalorizados por los altos intereses, ya están produciendo un perjuicio al comercio exterior, la revalorización del real origina una suba de los valores inmobiliarios y bancarios, acelerando una especulación concluyendo en un creciente endeudamiento extranjero.
En su momento, Guido Mantenga -ministro de Finanzas brasilero- lo llamó con preocupación como una "guerra monetaria contra el país". En toda esta política financiera es crucial el papel del grupo Santander.
Ante el panorama de las futuras elecciones de octubre, bien parece que la "B" de BRICS se refiere a "británico" y no a "brasilero".
.
.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...