El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, pidió hoy a los católicos "servir a los demás" en la misa -que dio inicio a la Semana Santa- de Domingo de Ramos.
Antes de la ceremonia se realizó la tradicional bendición de las palmas y los ramos de olivo: debemos "descubrir al otro y sus necesidades, como compromiso del año de la misericordia", pidió monseñor en la Catedral de Salta.
"Debemos vencer la tentación de querer constituirnos en el centro del mundo", declaró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora