La octava jornada en el juicio por la muerte de Javier Trogliero en la Sala II del Tribunal tuvo el testimonio de uno de los imputados por encubrimiento agravado: Mario Del Barco. Estaba previsto la comparecencia de los testigos José Antonio Avis (médico del Samec), Walter José Ibarra (enfermero del Samec), Rafael Salomón Bobarín (chofer del Samec) y Héctor Facundo Iñíguez (médico del hospital San Bernardo), pero se resolvió postergarlas hasta hoy a las 9.
Además de Del Barco, el otro imputado por encubrimiento agravado es Sebastián Guitián, mientras que Juan Carlos Gómez Paz, preso hace tres años, está imputado por homicidio simple. Los integrantes del Tribunal de Juicio son María Victoria Montoya Quiroga (presidenta), Bernardo Antonio Ruiz (vocal) y Pablo Fernando Farah (vocal ad hoc). De los tres imputados, Mario Del Barco era el que faltaba hablar hasta ayer.
Su relato comenzó como el del resto de sus amigos e imputados, recordando para qué y cómo se habían juntado aquella noche del 1 de junio de 2013, cuando tras un violento altercado Javier Trogliero, otro de sus amigos, termina falleciendo en el hospital San Bernardo con cuatro puñaladas en su cuerpo. En medio de su retórica, Del Barco intentó aclarar cada uno de los detalles en pos de librarse del rótulo de "encubridor" de homicidio. Sin embargo y ante el minucioso detalle que realizó de algunas situaciones, hubo momentos en los que decía no recordar cuestiones elementales como lo que le dijo la madre de la Trogliero esa mañana cuando lo llamó para preguntarle qué había pasado.
Según el imputado, trató de acercarse a la familia Trogliero, y sobre todo a la madre. "Pero la respuesta fue siempre que no querían saber nada conmigo, que yo era un asesino", dijo. Y cerró su discurso: "Lo voy a extrañar siempre a Javier".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...