Martín Báez, hijo del empresario Lázaro Báez y tras declarar ante el juez Sebastián Casanello en la semana más vertiginosa que tuvo la causa que lo involucra a él y a su padre, sigue en la ciudad de Buenos Aires bajo consigna policial.
No está detenido, pero hay efectivos de las fuerzas de seguridad que siguen sus movimientos al detalle. La medida fue ordenada por el magistrado en simultáneo con el arresto de Lázaro Báez y el contador Daniel Pérez Gadín. El último aparece con Martín y otras personas en la grabación de la financiera La Rosadita, contando enormes cantidades de dinero. El juez sospecha que su origen es ilícito. El hijo del empresario santacruceño habló con el canal TN desde el departamento en el que se aloja. Escueto, evitó dar detalles sobre el caso: "Se encarga de todo mi abogado. Estoy disponible para cuando sea necesario", respondió a la consulta sobre si volvería a declarar. Y dijo que recién se abriría a preguntas de los medios de comunicación cuando su abogado se lo recomiende. En el breve contacto que concedió, Martín Báez indicó no tener más conocimiento sobre la declaración de Leonardo Fariña que la información que publicó la prensa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora