Martín Becerra es doctor en Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, profesor titular de la Universidad de Quilmes y de la Universidad de Buenos Aires, investigador de Conicet y autor de varios libros. Estuvo en Salta invitado por la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Salta para dictar una conferencia sobre "Estructura y coyuntura en el sistema de medios de Argentina". Previo a su disertación, Becerra recibió a El Tribuno para dialogar sobre los medios en el mundo digital.
¿Cómo ve usted los medios de comunicación en estos momentos?
Yo los veo bastante aturdidos en este nuevo escenario que se presenta para la industria de contenidos. Desorientados porque, por un lado, particularmente en la Argentina, tenemos cambios regulatorios constantes y esto desde la industria de medios se vive con incertidumbre. Pero los cambios fuera de nuestro país también nos impactan y esta pérdida de brújula obedece a la revolución digital. Esta introduce un poco a los codazos intermediarios como Google pero sobre todo Facebook que alteran y desordenan completamente las secuencias productivas que tenían los medios: producían noticias, las editaban y luego las distribuían y comercializaban, por ejemplo, con espacios publicitarios y eso conformaba un ecosistema del que vivían. Hoy, buena parte de esos recursos publicitarios están migrando hacia internet. Pero quienes los comercializan no son los medios, sino estos intermediarios como Facebook o Google. Facebook tiene, además, una cualidad todavía más disruptiva para los medios porque Google indexa páginas o noticias y las reenvía al sitio del medio y uno podría decir que el medio (de comunicación) es el que todavía tiene la capacidad de comercializar en su web, pero en cambio Facebook altera, segmenta completamente los contenidos editados por los medios. Por ejemplo, la noticia que era tapa, por su importancia para el medio, como tiene pocos "likes" queda rezagada con relación a otra que tiene muchos "likes" pero que el medio no jerarquizó porque la consideró frívola o un tema menor o por la razón que fuera. Entonces, de ese modo, el ordenamiento editorial ya deja de ser la que el medio decide, si no la que marca Facebook, con lo cual le resta potestad sobre la jerarquía del ordenamiento noticioso y también le quita la posibilidad de reenvío a su plataforma; es decir, la plataforma no es la del medio sino que es Facebook.
¿Están surgiendo nuevos lectores?
Sí. Esto se ve muy claramente porque uno le pregunta a un "sub-30" a dónde se enteró de tal cosa y la respuesta es "Facebook". Es una generación que todavía no logra hacer lo que se llama la atribución a la fuente. Lo vieron en Facebook, pero no logran determinar quien produjo la información: la CNN, The Guardian, etc. Sin embargo, no todo es desalentador. Yo creo que los medios no están valorando el hecho de que siguen siendo la principal fuente de producción de contenidos y esto es porque están obsesionados con competir con Facebook o Google que, para mí, es una batalla perdida. Los medios siguen siendo la principal usina productiva de contenidos y las redes digitales son adictas a ese contenido, esto quiere decir que todavía tienen un eslabón que les es propio. Este escenario se repite en el resto del mundo. En nuestro país se agrega que los cambios regulatorios son virulentos para un lado o para otro y produce mayor inestabilidad.
¿Las redes hacen que el acceso a la información sea más acotado?
Hay un nivel de acercamiento más superficial a lo informativo. Pero acto seguido yo me pregunto qué tan profundo era el acercamiento informativo que teníamos nosotros hace 30 años. También había acercamientos informativos superficiales. De todos modos, las redes sociales pueden potenciar esto y en particular el tema de los comentarios que nos muestran que no es el público enciclopedista que se pensaba, sino que son personas de carne y hueso con comentarios viscerales.
¿Cuál es el futuro de los medios?
A mi modo de ver, los medios son productores y editores de contenidos. Saben hacer eso, pero hay otras competencias que los medios tuvieron y que ahora están perdiendo, por ejemplo los medios eran termómetros perfectos para medir la temperatura del humor social y hoy, yo pienso que eso se va desdibujando. En lugar de obsesionarse con las cosas que están perdiendo yo modestamente les sugeriría que aprovechen lo que tienen que no es poco en el mundo digital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Estefanía Boatto
Estefanía Boatto · Hace 2 meses

Hola, sólo una pequeña observación. La titulación de la nota no se corresponde directamente con su cuerpo. No deberían expresarla como una cita directa. Saludos!


Se está leyendo ahora