Había trascendido que hablaría y daría detalles de la fuga que emprendió en diciembre pasado junto a su hermano Cristian y su socio Víctor Schillaci de la Unidad Penal 30 de General Alvear. El fiscal Cristian Citterio, quien lleva adelante la investigación, había advertido ayer que existía la posibilidad de que Martín Lanatta se negara a hablar con él y su defensa.
El detenido, alojado en la cárcel de Ezeiza, sugirió que no hablará ahora, pero que sí lo hará a futuro. Por su parte, el juez Torres ordenó los traslados de Cristian y Víctor a Comodoro Py. "Desconozco si está notificado sobre la detención de su hermano. Dijo que iba a colaborar en un futuro cercano, pero no ahora. Quien está interesado en declarar es él, así que sabe que puede hacerlo cuando quiera", aclaró en diálogo con la prensa.
Ayer el fiscal explicó que "el imputado podía decir lo que quisiera", incluido guardar silencio "Le voy a preguntar por la evasión, robo calificado y privación ilegal de la libertad. No sabemos si va a declarar. En 15 días puedo pedir su prisión preventiva", agregó, y afirmó que además existen pruebas contundentes contra la exsuegra de Cristian Lanatta, recientemente imputada por encubrimiento agravado, quien podría declarar mañana.
Tras ser arrestado en Santa Fe y antes de ser trasladado al penal de Ezeiza para retomar el cumplimiento de la pena, Martín Lanatta debió comparecer en Tribunales ante el juez Sergio Torres y el fiscal Jorge Di Lello para una audiencia informativa. La audiencia duró apenas 15 minutos y tuvo como propósito poner a Lanatta en conocimiento de la situación en la que se encuentra. Allí el delincuente habría pedido solamente tener una breve charla con sus abogados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora