Nacido en Estados Unidos pero de padres argentinos, Martín Sabelli es abogado especializado en derecho penal. Se graduó de la Universidad de Harvard y después de trabajar como Defensor Público Federal en el Distrito Norte de California (San Francisco), decidió abrir su propio buffet de abogados. Hace 10 años que está involucrado en las reformas penales en Argentina y sobre todo en la implementación del juicio por jurados. En diálogo con El Tribuno, Martín Sabelli comentó que para él es importante mostrar lo bueno y lo malo que tiene el sistema judicial de Estados Unidos. Dedicado principalmente a los casos de pena de muerte, mostró su oposición a la aplicación de la pena capital.
Vino a dar una charla sobre la implementación de juicios por jurados. ¿Qué opinión tiene sobre este sistema?
En general yo creo que la figura del jurado tiene un papel muy positivo porque involucra a las personas directamente en la aplicación de la justicia. Tienen la posibilidad de ver que la justicia no es algo abstracto, que no es algo arbitrario sino que es algo que se aplica de una forma lógica y real a las personas. Eso también le da la confianza al acusado de que van a ser juzgados no por una persona, que puede tener sus prejuicios, sino por 12 que tienen puntos de vista distintos. Esa posibilidad de tener muchos puntos de vista asegura que el veredicto no sea arbitrario y eso es lo que queremos evitar.
¿Los veredictos son unánimes?
En Estados Unidos, 48 de los 50 Estados tienen veredictos unánimes y el sistema Federal tiene un sistema de veredicto unánime. Solo dos Estados tienen veredictos posibles que no son unánimes, pero que en general lo son. La participación directa de los ciudadanos agrega un nivel de confianza y de democracia que es fundamental para cualquier sistema democrático.
Entonces los juicios por jurados fortalecen el sistema democrático.
Yo diría que eso también tiene que ver con la realidad de fondo de un país. La pregunta que yo le haría a un argentino es si tiene confianza en el sistema penal. Por lo tanto, me parece aún más importante, en un país como Argentina, tener una institución como el jurado. El ciudadano ve que no es solo una persona que está decidiendo con sus prejuicios y sus intereses detrás de una puerta cerrada.
¿Cuáles son los pros y contras de esta modalidad?
Yo estoy muy a favor del juicio por jurados. En Estados Unidos los contras tienen más que ver en cómo se aplican, en cómo se usan y en algunos problemas que tiene la sociedad norteamericana de fondo.
¿Qué problemas?
Podrían ser los problemas raciales con los africanos-americanos, los latinos o los asiáticos. Con ese fondo de base, hay problemas en el uso de los jurados porque a veces puede estar expuestos a una posibilidad de discriminación si es que no está bien elegido. Eso se puede resolver con un proceso de selección de jurados amplio y bueno. Las críticas más comunes que se le hacen a los juicios por jurado en Argentina, veo que en Estados Unidos no son reales.
Por ejemplo qué críticas...
De que el jurado puede ser manipulado. Yo creo que no. Un miembro del jurado puede ser manipulado pero es muy difícil engañar a 12 miembros. Son 12 personas distintas que tienen puntos de vistas diferentes. No es posible manipular a la gente de esa forma. Lo que sí veo en Estados Unidos es que si no se elige bien el jurado, si no hay un proceso amplio de elección existe la posibilidad de que sea discriminatorio. Eso ha pasado, particularmente con acusados afroamericanos o latinos.
¿Cuál es su opinión sobre la pena de muerte?
Personalmente estoy muy en contra. El nivel constitucional en los Estados Unidos por ahora se reconoce como algo válido, aunque yo creo que no. La octava enmienda de la Constitución del país tendría que ser interpretada como estar en contra de la pena de muerte. Más allá del tema constitucional, hay muchos estudios que demuestran que la pena de muerte no tiene un efecto de impedir futuros delitos. Eso no existe. No hay una correlación entre la pena de muerte y bajar el nivel de delitos. También estoy en desacuerdo porque el sistema de justicia nunca va a ser perfecto, queremos creer que lo es pero siempre vamos a cometer errores. Y en un sistema con errores no es justificable a matar personas. Tampoco es justificable la pena de muerte en un sistema donde existe la discriminación racial, la discriminación social y económica. Es más probable cometer errores con personas de minorías raciales y que tengan menos recursos para defenderse.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora