"El total de muertos es de 106 personas, de las cuales 75 fueron identificadas", declaró a la AFP un portavoz del jefe del gobierno del estado de Kerala, Oommen Chandy.
Unas 280 personas resultaron heridas y "nuestra prioridad es brindarles la mayor ayuda posible", agregó. La catástrofe se produjo en el templo hindú de Puttingal Devi en la ciudad costera de Paravur, en el estado de Kerala, durante las celebraciones del Año Nuevo hindú.
"Nuestra prioridad ahora es darle la mejor atención a los heridos", añadió el jefe del gobierno de Kerala. Desde Nueva Delhi se enviaron equipos médicos. El ejército movilizó helicópteros para evacuar a los que se encuentran más graves, anunció el ministro indio de Salud, J. P. Nadda.
El primer ministro Narendra Modi, que prometió 200.000 rupias (2.630 euros) para las familias de los muertos y 50.000 para las de los heridos, se desplazó al templo y visitó a los heridos en los distintos hospitales.
"No hay palabras para decir hasta qué punto el incendio en el templo de Kollam es doloroso y chocante. Mis pensamientos están con las víctimas de los fallecidos y mis oraciones, con los heridos", escribió Modi en Twitter.
Bomberos y policías pasaron parte de la noche luchando contra las llamas en el templo y ayudando a las víctimas. En las imágenes difundidas en televisión podían verse fuertes explosiones y columnas de humo, así como a los heridos llegando a los hospitales locales. El incendio se declaró poco después de las tres de la mañana (21H30 GMT del sábado).
Al amanecer podían verse restos calcinados en el suelo del templo y la policía examinaba los ingenios pirotécnicos que no habían estallado.
Oommen Chandy acusó a los responsables del templo de haber lanzado los fuegos artificiales pese a no contar con la autorización necesaria, por las preocupaciones en torno a las medidas de seguridad.
"Las autoridades del distrito de Kollam no habían autorizado esos fuegos artificiales", aseveró Chandy. El gobierno de Kerala ordenó una investigación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Joan Nebresk
Joan Nebresk · Hace 7 meses

Qué desgracia!!!! Es que en la India hay tal superpoblación (1.252 millones de habitantes a la fecha) que son miles y miles de personas por km2 y en cada ceremonia o evento público y religioso es mayor la concentración por metro cuadrado que en cualquier parte del mundo. Más allá de los errores humanos la densidad demográfica no ayuda para estos siniestros.


Se está leyendo ahora