La fuerte lluvia que se desató ayer al mediodía terminó mitigando un choque entre asentados y la Policía. El miércoles, en horas de la tarde, más de 200 familias decidieron asentarse irregularmente en un predio cercano al barrio Justicia y al vertedero San Javier.
Al lugar arribaron grupos, la mayoría con varios niños. Apenas pusieron pie en el terreno baldío comenzaron a colocar estacas de hierro y de madera para demarcar las parcelas, simulando un loteo, a modo de asegurar ese pedacito de tierra con la demarcación.
Las personas que usurparon esa superficie aseguraban que los terrenos eran fiscales y por ese motivo decidieron avanzar. "Nosotros venimos de diferentes barrios de toda la ciudad. Estamos organizados y queremos un lugar para nuestros hijos. Nosotros no nos vamos hasta que nos den un terreno", expresaban las mujeres ayer en las primeras horas de la mañana.
Entonces, ya efectivos de la Policía de Salta se acercaban hasta el lugar con la intención de desalojar la zona. Fuentes de esa fuerza confirmaron a El Tribuno que la orden llegó a raíz de una denuncia. Sin embargo, no precisaron el nombre del juez que había firmado la disposición ni quién denunció.
El oficial consultado aseguró que los terrenos que ocuparon las familias era privados y no fiscales como aseguraban los asentados.
Por más de tres horas se vivieron momentos álgidos en el que la Policía intimidaba a los ocupantes para que se retiren pacíficamente. Las familias, en tanto, se resistían. Aseguraban que no se iban a marchar hasta que no les brindaran una solución. Los ánimos se caldeaban con el correr de los minutos.
"Tienen una orden de desalojo y sabemos que nos van a sacar, no les importa que haya mujeres embarazadas o menores", decían las personas.
Pasadas las 13.30, la Policía decidió cumplir con la orden. Más de 40 efectivos equipados con cascos, palos y escudos avanzaron. Algunos asentados se oponían a irse. Mientras se producía el operativo, gritaban e insultaban a los uniformados.

Escenas

En medio de la tensión quedaron madres con bebés en los brazos, mujeres embarazadas y niños que lloraban desconsoladamente. La tormenta, además, no daba tregua.
Mientras la Policía ganaba espacio, mujeres, hombres y niños juntaban las pocas cosas que habían llevado al lugar. Pavas, colchones, frazadas, ropa, palas, picos entre otros elementos. Las madres tomaban a sus bebés y trataban de resguardarlos de la tormenta.
"Nos vamos por la lluvia, no por ustedes. Cuando pare vamos a volver", les gritaban las personas a los efectivos policiales.

Testimonios

La falta de vivienda es uno de los principales problemas que arrastra la provincia. Esa situación empuja a miles de familias de escasos recursos a vivir en lugares con innumerables carencias.
Según expusieron las personas que decidieron ocupar ese predio esa es la principal razón por las que decidieron instalarse ilegalmente.
"Los que estamos acá tenemos que pagar un alquiler o vivir en las casas de nuestros padres donde somos muchos porque no tenemos a dónde ir ni cómo acceder a un terreno para construir", contaron.
Hicieron notar también que el predio tomado "es tierra de nadie".
"Acá hay mucha delincuencia. A la noche roban y se esconden los ladrones, es por eso que queremos que nos den estos terrenos, queremos habitarlos. Desde el Gobierno nos dijeron que van a hacer un espacio recreativo y nosotros nos preguntamos ¿por qué no nos los adjudican?", expresaron.
La situación de las 200 familias es compleja. Varias de ellas todavía no presentaron sus papeles en Tierra y Hábitat.
Otras, en tanto, aseguraron que llevan años con sus expedientes en el organismo y nunca fueron adjudicados con un terreno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Martin Antonio  Kitty
Martin Antonio Kitty · Hace 8 meses

La Constitución dice "...para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino" La partida de nacimiento no está por encima de nuestra carta magna. Además, si los padres son bolivianos, los niños son probablemente argentinos nativos. El drama de la vivienda no es exclusivo de los inmigrantes en nuestra querida Argentina. Es un problema que aún tiene solución pendiente.

guillermo rivero
guillermo rivero · Hace 8 meses

APOSTAMOS? SEGURO QUE EL 80°/° DE ESAS FAMILIAS SO BOLIVIANOS.

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 8 meses

Comparto el comentario

Cesar  Cruz
Cesar Cruz · Hace 8 meses

es lamentable.. pero soy fiel testigo que muy poca gente es la que necesita, la mayoria se aguanta y terminan agarrando mas de un "lote" y termina vendiendolo, eso sin mencionar obvio que tiene casas... existen muchos vivos... si son concientes de ser carentes.. porque no arman someramente un plan de vida y dejan de hacer familias sin tener donde caer... el sistema le facilita todo...desde la prevencion de quedar embarazadas, hasta subsidios para sostenerse...


Se está leyendo ahora