La Provincia ha destinado una importante partida presupuestaria al combate contra el dengue: la prevención y el trabajo durante la temporada estival 2016/17 representarán una erogación de más de 26 millones de pesos. La modalidad llevada a cabo es cerrar convenios entre cada municipio y el Gobierno provincial. A medida que se concretan los acuerdos, se aportan fondos a través del Ministerio de Salud Pública.
Según le dijeron a El Tribuno desde la cartera, el guarismo exacto de inversión para luchar contra la proliferación del virus dengue es $26.302.300. Añadieron que el expediente de tal imperativo presupuestario era el 1.196/16. El Boletín Oficial aún no promulgó esta decisión económica, suele haber un atraso de meses entre la consustanciación de los hechos gubernamentales y su publicación formal.
"Está asignada una partida presupuestaria para trabajar este tema, son algo así como 26 millones de pesos", le dijo el ministro de Salud Pública en exclusiva a este medio. Habrá que esperar la publicación oficial para conocer los pormenores de la cifra. Los asesores de Roque Mascarello se comunicaron luego del encuentro para dar el número preciso.

Por municipios

"La partida fue dispuesta por la Provincia a medida que cada municipio va coordinando las tareas con nuestro ministerio", aclara Mascarello sentado en el despacho de ministro que ocupa desde hace 10 días. Deben consignarse convenios bilaterales entre el Gobierno provincial y cada conducción municipal por separado.
La distribución municipal incluye a la capital, distrito que por dimensiones y cantidad de barrios es el que demanda más atención. Tomando en cuenta otra variable que favorece la epidemia, el tórrido clima subtropical que se presenta en el noreste salteño demanda atención.
Orán, que viene de una temporada estival gobernada por la epidemia, con muertes incluidas, será uno de los lugares que demande mayor inversión. Ello es así porque, mayoritariamente, se destinarían estos recursos a los trabajos de prevención en contra de la fecundidad del mosquito.
En segunda instancia, se ubica el trabajo de erradicar larvas, y en tercer lugar, los insecticidas y la atención de los casos existentes.
Lo prioritario, resaltó Mascarello, será el trabajo territorial, distribuido en barrios, para promover y acompañar descacharrados, sellado de cámaras sépticas y eliminación de botes que acumulen agua.
"En la medida en que se hacen cosas simples, como el descacharrado, la limpieza, el sellado de las cámaras sépticas y la utilización de larvicidas, la cantidad de mosquitos se reduce sensiblemente y, por ende, también la cantidad de casos", esperanzó el ministro, quien reconoció que en el abordaje de la cuestión este año en Orán "hubo dificultades, se tomaron decisiones inadecuadas e inoportunas y se llegó a entrar en pánico".

Por barrios

Como se ha dicho, la organización del trabajo territorial contra el dengue tomará en cuenta la distribución barrial. Además, contribuye a determinar qué urbanizaciones son las que ameritan mayores recursos para las tareas de prevención "simples", como el descacharrado, la clausura de pozos contaminados y el drenaje de agua empozada en recipientes.
El despliegue se hará, en parte, con la presencia de agentes sanitarios y otros colaboradores en las calles. Desde el Ministerio de Salud Pública especificaron que serán un total de 280 personas que intentarán desplazarse por unas 14.441 manzanas de todo el territorio provincial. De ese total, afirmaron que en la capital serán unos 6 mil los cuadrantes.
Mascarello añadió que la planificación para la intervención en los barrios la realizaron a partir de datos recolectados por el Ministerio de Primera Infancia, que encabeza Carlos Abeleira. Utilizaron esas muestras para sistematizar un esquema de intervención en barrios y manzanas. Además, se sostendrán los acuerdos con otras instituciones como Gendarmería Nacional, que ya ha prestado camiones para los descacharrados.
El funcionario sentenció: "Las cuestiones políticas tienen que estar al margen de esta cuestión porque es necesario actuar en conjunto. El tema del dengue no lo va a resolver ni el Ministerio de Salud ni el de Primera Infancia ni el de Asuntos Indígenas por sí solos". Destacó el trabajo interjurisdiccional que realiza el municipio de Tartagal, también al norte de Salta. "Ha venido trabajando con los municipios de la zona sur de Bolivia porque entienden que es la misma zona y que hay que actuar de manera conjunta", informó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora