Los cambios que se quieren aplicar a partir del fortalecimiento del Primer Nivel de Atención (APS) tienen como propósito que las salitas tengan mayor capacidad de resolución, algo que hoy no tienen, así lo aseguró a El Tribuno el ministro de Salud, Roque Mascarello.
"Eso significará incrementar la infraestructura, el equipamiento, los profesionales en los centros de salud, nodos que hoy no tienen esa capacidad de respuesta. Lo que buscamos es que tengan mayor capacidad resolutiva, que sean el nivel intermedio antes de llegar al hospital, y para ello los vamos a equipar. Queremos que esa capacidad de resolución se dé a través de redes de complejidad creciente en la atención a las personas", subrayó el funcionario.
El primer paso para refuncionalizar los centros de salud implicará una inversión de 26.600.000 de pesos, según lo que se publicó la semana pasada al oficializarse los llamados a licitación y fechas de apertura de sobres para iniciar las obras.
Los beneficiados serán los centros de salud 27, de barrio Intersindical; el 15, de barrio Castañares; el 1, de villa Primavera, y el 6 de, barrio El Manjón.
Las aperturas de los sobres de estos cuatro proyectos se realizarán los días 15, 16, 17 y 18 de noviembre, en las oficinas de la Secretaría de Obras Públicas de la Provincia. El plazo de las obras será de seis meses.
El dinero es parte de un crédito que recibirá la provincia, gestionado ante el Fondo Fiduciario Federal de la Infraestructura Regional.
El ministro de Salud junto a su asesor en esta temática, Rafael Espinosa, resaltó que los centros de salud serán la puerta de entrada al sistema de salud pública. La intención es replicar el sistema de atención con que se inició el hospital Papa Francisco.
En el centro médico público, la persona que necesite consultar con un especialista accederá a un turno si presenta la derivación emitida desde el centro de salud de menor complejidad al que asistió previamente.

Informatización

Otro de los cambios que se promociona en esta articulación que habrá entre todos los centros de salud y los dos hospitales cabecera de la ciudad, que serán el Papa Francisco y el hospital público Materno Infantil (HPMI), es que estén comunicados a través de un sistema informático. "Sabemos que hay personas que tienen que ir a las tres de la mañana o a las cuatro para obtener un turno en una salita, que lo dan a las sietes. No queremos que eso pase más, por eso es que vamos a informatizar el sistema de turnos y las historias clínicas, y que los centros de salud tengan acceso a estas para evitar demoras", dijo el ministro de Salud. Por ejemplo, desde el centro de salud se podrá obtener un turno para una persona en el hospital a través del sistema on line. La persona sabrá cuándo y quien lo atenderá en el hospital. El seguimiento posterior se hará en el nivel de menor complejidad, es decir en los centros de salud.

Redistribución del personal

Se espera que haya movimientos en la distribución del personal que hoy es parte de la Dirección de Atención a las Personas. El asesor en esta materia, Rafeal Espinosa, dijo: “Donde haga falta la persona ahí estará. Es probable que al fortalecer los nodos allí se necesiten mas administrativos, por ejemplo”. En el caso de reasignaciones de lugares se contemplará el domicilio de residencia de la persona.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora