Mauricio Macri, en su anuncio para dar cumplimiento a la Corte de Justicia de la Nación que el Estado debe pagar las sentencias con los ajustes de los haberes jubilatorios, explicó una parte del plan de gobierno.
La devolución no será al barrer porque tiene excepciones.
Se calcula que más de 3 millones de pasivos no podrán entrar en este pago que dispuso el Gobierno.
Ellos son los que gozan de una renta vitalicia (jubilados de las ex AFJP), aquellos que cobran de las compañías de seguros menos que el haber mínimo. Tampoco los pensionados y retirados de las fuerzas armadas ni los de seguridad que perciben sus haberes de cajas propias. No habrá devolución o un reconocimiento adicional de haber a los que hicieron aportes voluntarios en las AFJP. Asimismo, se dispuso que no figure el otorgamiento de una jubilación anticipada para los que tienen más de 30 años de aportes pero aún no alcanzaron la edad jubilatoria (mujeres 60 años, varones 65 años).
El universo de jubilados, a finales del año pasado, representaban en el país alrededor de 6,5 millones.
Se estima que la mitad cobraría la jubilación mínima. Desde la Anses aseguran que en 8 de cada 10 hogares hay doble haber jubilatorio, garantizando un umbral de ingresos más elevado.
La medida de pagar los reajustes adeudados van a impactar favorablemente sobre los ingresos de más de 2 millones de jubilados.
Y el oficialismo le suma la alternativa de utilizar parte del fondo de garantía sustentable que el kirchnerismo aseguró por ley.
Entre los jubilados receptores del dinero retroactivo se cuentan los que hicieron juicio al Estado y lo ganaron con fallo de la Corte Suprema; los que están en juicio todavía y los que nunca lo iniciaron pero se encontrarán ahora con una mejora de sus haberes superior al 40%.
El discurso presidencial puso un contexto para que el Gobierno hable del pago de una pensión universal a la vejez. Estos beneficios son el principio de una cancelación de la vieja deuda social argentina que necesita un fuerte fondeo para que la medida sea sustentable.
Macri, por su parte, mostró su optimismo con los titulares de los capitales que están en negro para que los legitimen así paga a los pasivos.
Todos estos anuncios aún deberán estar supeditados al escenario económico inflacionario y un gran temor al desempleo. La promesa oficial es que el espiral de los precios quedará congelado en el segundo semestre.
El blanqueo sería llevado a cabo con una repatriación millonaria de los fondos que los argentinos conservan sin declarar en el exterior.
En medio de la información sobre los pagos parciales a la deuda social, quedó medio lejos el final del default y el acuerdo con los holdouts, que forman parte de la deuda externa. Pero hay una incertidumbre todavía por revelar. Qué resultados dará el fondeo proyectado para el pago de la tercera edad. Hay opiniones en la Casa Rosada que sostienen que "si lo necesitamos, vamos a vender las acciones de la Anses en las empresas. ¿Para qué queremos el 9% de las acciones de Clarín si pueden servir para devolverle a los jubilados?".

35% para los nuevos

El Gobierno quiere incrementar un 35% los haberes de aquellos que se jubilen una vez que se apruebe la iniciativa enviada al Congreso para reajustar el haber previsional adeudado.
El macrismo no cree que la oposición se anime a bloquear el paquete de leyes previsionales y sociales enviada al Congreso de la Nación para pagar la deuda jubilatoria.
En el oficialismo, los funcionarios aclaran: "No es un capricho, es hacer respetar la ley".
El presidente Mauricio Macri proyectó un 3,5%
de crecimiento del país a partir de 2017, con prolongación hasta bastante más allá del 2020. El funcionario Gustavo Lopetegui denomina "la revolución de crecer al 3,5%".

Final del ajuste, se viene el "reparto"

Luego de las medidas aplicadas, el Gobierno espera la "cosecha". El Gobierno pone todas sus fichas a que el segundo semestre dé señales de reactivación económica, aun cuando los empresarios todavía se muestran reticentes a acelerar inversiones. La estrategia, entonces, será el impulso a la obra pública y un repunte del consumo.
Detalles del blanqueo: habrá moratoria, beneficios para "cumplidores" y un fuerte alivio en Bienes Personales.
El dólar, otra vez en la montaña rusa: con un Gobierno que no logra parar la caída, vuelve el temor al atraso cambiario. Ahora la preocupación es que sobren dólares y en ese sentido Macri prepara medidas contra capitales golondrina.
En esta Argentina, repleta de paradojas, se observa que el Gobierno de Macri -presuntamente en las antípodas del pensamiento K- ahora está repitiendo el argumento del gobierno anterior con otras palabras. Hace pocos días, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, advirtió a los ejecutivos de compañías que si se siguen mostrando reticentes a invertir entonces van a perder su oportunidad. "Si no viene de adentro, va a venir de afuera", dijo en relación con los desembolsos.
"Algunos empresarios se equivocan cuando esperan que uno resuelva hasta el último renglón de su lista de preocupaciones. En cualquier lugar del mundo, el empresariado toma riesgos porque ve una oportunidad. Acá falta eso", cuestionó el funcionario.
Más explícito aun fue el senador Federico Pinedo, quien no solo se quejó de la falta de colaboración sino que directamente los responsabilizó por la inflación.
"Muchos no ayudaron, hicieron lo contrario, aumentaron los precios de forma descomunal y ahora los tienen que bajar de forma descomunal", sentenció. Por lo pronto y de acuerdo al escenario los funcionarios parecen tener muy en claro que no alcanza con quejarse del sector privado.

OPINION: Jorge Triaca, ministro de Trabajo

La oposición va a apoyar Hemos confiado que el proyecto de ley enviado al Congreso de la Nación por el Gobierno para reajustar el haber de los jubilados, con sentencia favorable, va a ser acompañado por todos los sectores de la oposición.
Para eso, ya hay un consenso mayoritario de las fuerzas políticas. En junio esperamos que se apruebe la ley que se necesita para pagar. Ese consenso representa una estricta justicia.
Si el proyecto se aprueba el mes que viene en el Congreso, mejor, mientras sea lo antes posible, ya que los jubilados no tienen más tiempo que esperar.
El objetivo no solo es tratar el pago de los juicios a los jubilados sino que también se discuta cuál es el sistema previsional que queremos para las próximas décadas y no para el próximo gobierno.
El beneficio también afectará a jubilados que no tienen juicios iniciados y a los que le correspondía el derecho por tener mal liquidados los haberes.
Con relación a la tributación, aclaremos que se descontará el impuesto a las ganancias sobre la liquidación de retroactivos.
El Gobierno buscará que el proyecto se trate tanto en (las comisiones de) Previsión Social como en Presupuesto y Hacienda porque afecta a impuestos argentinos y presupuestos de provincias.
Como ya lo dijimos antes, hay que resolver el problema de la inflación porque ha carcomido el salario de los trabajadores, las jubilaciones, ahí es donde tenemos que poner el foco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora