Un nuevo alud de lodo interrumpió el camino en varios tramos de la ruta nacional 7, por lo que más de 3.500 turistas quedaron varados en el lugar. Estos se registraron en tres zonas de alta montaña y afectaron el tránsito, por lo que el paso internacional Los Libertadores hacia Chile permanecía cerrado el domingo.
El guardaparque Luis Arias confirmó a Cadena 3 que las personas que viajan "deben tener en cuenta que van a plena Cordillera, al límite con Chile". "Hay que tomar precauciones porque la naturaleza hace y deshace a su gusto. No está mal llevar abrigo y alimentos", señaló Arias.
Personal de Gendarmería Nacional desviaba los vehículos hacia Uspallata, debido a que los desprendimientos han sido en Cortaderas, Polvaredas y Punta de Vaca. En los lugares del corte de ruta este domingo se abrieron varios refugios en los que se repartían comida entre los más de 3.500 turistas varados y el Servicio de Emergencia está actuando en el lugar.
Trabajaban en alta montaña personal de los ministerios de Seguridad y Salud, de Vialidad Nacional y Provincial, la Secretaría de Ambiente y Defensa Civil de la Provincia y de Las Heras. Además trabajaba personal de Gendarmería Nacional y del Ejército Argentino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora