*

Más amenazas contra Vidal: un llamado al 911 alertó sobre una bomba
La gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal volvió a ser amenazada. Fue mediante un llamado anónimo al 911, en el que un desconocido dijo que había una bomba en la casa de la mandataria del PRO, en Morón.
Esto ocurrió apenas unos días después de que la que la policía hallara un cartucho sin percutir en la puerta del domicilio de la Gobernadora en Castelar, y de que el domingo y el lunes pasado también recibiera llamados intimidatorios.
Investigadores descubrieron que la llamada del domingo, que amenazaba con "reventar el gobierno a Vidal", fue realizada desde una cárcel en La Plata.
Pero estos no fueron los primeros indicios de que la seguridad de Vidal está comprometida, ya que hace algunos meses dos policías de la bonaerense fueron apartados luego de ser descubiertos dentro del despacho de la gobernadora.
Y en lo que respecta a otros funcionarios del oficialismo bonaerense, a fines de junio desconocidos ingresaron a la residencia oficial de Federico Salvai, ministro de Gobierno de Vidal, en La Plata, y, según Salvai, "no se llevaron nada y solo se encargaron de dar vuelta la casa. Había una computadora y no se la llevaron".
La seguidilla de amenazas contra María Eugenia Vidal, sumadas a las sufridas por Mauricio Macri, Gabriela Michetti, o la Casa Rosada, preocupa al Gobierno, que está tomando medidas, como restringir la agenda del Presidente, para fortalecer la seguridad de los mandatarios.
Uno de los motivos de la mudanza de Vidal a la Base Aérea de Morón, según revelaron colaboradores de la mandataria, fue la seguridad, ya que, por ejemplo, según destacaron los colaboradores "si pasás por la vereda la ves por la ventana lavando los platos en la cocina".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...