Unos 1.200 alumnos estudiaron este año en la Unate (Universidad Abierta de la Tercera Edad). Hubo más de 60 talleres y los egresados recibieron sus diplomas en un acto que se realizó el sábado en el estadio Delmi.
"Esta universidad es un espacio de contención para nuestros abuelos y un lugar de interrelaciones humanas en donde se recupera el autoestima", dijo durante el acto de cierre del año a los alumnos Luis Gómez Almarás, ministro de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario.
Dibujo y pintura sobre telas, memoria, computación, ajedrez, corte y confección, tejido, enmarcado de cuadros, técnicas decorativas, tango, guitarra, coro y canto, danzas folclóricas, gimnasia, yoga, tai chi, fábrica de muñecas, porcelana fría, inglés y francés son las capacitaciones que se dictaron este año para las personas de la tercera edad.
El director de la Unate, Omar Vega, aseguró: "Este fue un año de ordenamiento y de crecimiento. Hemos duplicado la cantidad de talleres y el número de alumnos llegó a los 1.200 aproximadamente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora