Tras analizar las estadísticas de las intervenciones de las diferentes áreas operativas de la Unidad Regional 2, funcionarios de la Secretaría de Seguridad y la Policía oranense rediseñaron la logística de trabajo para el departamento norteño, utilizando todos los recursos tecnológicos y humanos que se dispone.
El secretario de Seguridad, Carlos Oliver, junto a autoridades policiales, coordinaron un plan integral que prevé reforzar los servicios de patrullaje y de controles vehiculares en diferentes horarios, sectores de la ciudad de Orán y localidades de la región, especialmente sobre motovehículos que, en muchos casos, son utilizados para cometer delitos.
Las autoridades explicaron que, con la proximidad del carnaval, se diseñarán operativos para garantizar el sano esparcimiento de los ciudadanos, tanto en espacios públicos como en locales bailables, además de contrarrestar la ingesta alcohólica en la vía pública o la presencia de grupos antagónicos, situaciones que configuren conductas que puedan ser sancionadas por la ley contravencional.
Oliver recordó en la ocasión que el servicio de seguridad no es exclusividad de una determinada área policial, sino que ante una situación de emergencia deben aunarse las acciones para satisfacer la demanda, además de prevenir el delito.
Por su parte, el jefe de Policía interino, Angel Mauricio Silvestre, destacó el trabajo realizado durante el último periodo a través de las dependencias policiales de la zona y, para seguir en coordinación, participaron otras áreas policiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora