Marcos Romero y Carlos Pérez Anze quedaron más comprometidos en la causa abierta por el doble homicidio de Juan Romero y Vicenta Sarapura, el matrimonio de abuelos que vivían en la calle Maipú al 900.
De acuerdo a un informe del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, elevado esta semana al fiscal de la causa, fueron encontradas huellas dactilares de Romero en un sobre de cuero que pertenecía al abuelo, mientras que en la escena del crimen se comprobó que varias marcas de las zapatillas se corresponden con calzados que le fue secuestrados a ambos acusados días después del crimen cuando fueron detenidos.
La causa
"La situación de los dos imputados, obviamente, es mucho más comprometida ahora", sostuvo el fiscal penal Pablo Rivero, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, tras recibir el informe de las pericias del CIF.
El 22 de junio del año pasado, vecinos de la calle Maipú al 900 llamaron a la Policía alarmados porque la puerta de entrada de la casa donde residían los abuelos Romero y Sarapura -de 88 y 72 años- tenía puesta la llave desde afuera. Poco después percibieron una mancha de sangre que salía del interior.
A los pocos minutos varios policías ingresaron a la casa y descubrieron los cuerpos de los ancianos, desangrados, ya que habían sido asesinados a cuchilladas.
Una semana después, en varios allanamientos fue detenido Pérez Anze, de 27 años y más conocido como "Chuky". A los pocos días se efectuó el arresto de Romero.
Los dos imputados, que aún siguen detenidos, rechazaron las acusaciones penales. No obstante, se avanzó con la investigación a cargo de la División Homicidios de la Policía, y los peritajes a cargo de profesionales del CIF.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora