La Cámara de Diputados dio ayer media sanción a una ley que establece nuevas tasas para el transporte y comercialización de carnes y ganado en el territorio provincial, modifica la normativa sanitaria y establece un régimen de compensaciones para los productores cuyos animales fueran atacados por predadores como tigres o pumas.
Además, contempla la creación de una sociedad anónima con participación estatal para establecer los valores referenciales de los granos destinados a la transformación en carnes, leches, huevos y sus derivados en la región. "Dicho organismo podrá fijar precios referenciales para los diferentes productos provenientes de las economías regionales".
La nueva norma constituye el "Régimen Provincial de Promoción de la Ganadería" y en el texto firmado por el gobernador Juan Manuel Urtubey se explica como una tardía reglamentación del Plan Estratégico de Desarrollo Productivo Agropecuario, que data de 2008 y que contemplaba la creación de "Mesas de Trabajo, tales como la de Ganados y Carnes y de la Industria Frigorífica".

Estancamiento

El gobierno describe el contexto de 2008 y asegura que "la ganadería de la Provincia de Salta se ha desarrollado cualitativa y cuantitativamente en los últimos años, generando posibilidades económicas y laborales como resultado de la aplicación de políticas acordadas entre el sector público y privado".
A partir de esa fecha, el desarrollo ganadero de Salta se estancó y retrocedió, en gran parte debido al Reordenamiento Territorial, que desalentó la inversión rural en toda la provincia, y a la falta de obras de infraestructura ni sistemas sanitarios, comerciales y jurídicos para estimular la retención de vientres y alentar el desarrollo de la producción cárnica en una provincia que se abastece, en este rubro, con producción del sur del país.
El Censo Agropecuario de 1988 informaba un stock bovino en Salta de 300.000 cabezas; el de 2003, de 562.200 cabezas, en 2008, 1.017.682 cabezas. En 2015 hay registradas 1.011.000 vacas salteñas.
El diputado Carlos Raúl Zapata, de Salta nos une, se opuso al proyecto y recordó que "la ley 7124, del año 2000, no solo define la actividad ganadera sino que establece con claridad exenciones y beneficios. El Poder Ejecutivo propone aumentar la carga impositiva, que afectará al consumo. Promoción sería reducir el impuesto a las actividades económicas", dijo Zapata, y agregó que "una sociedad provincial que regule el precio de los granos es un disparate".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


victor manuel rodriguez
victor manuel rodriguez · Hace 12 meses

Que tiene que ver este informe periodístico con el funcionamiento de la ex-Junta Nacional de Granos? - Yo trabajé en esa institución siendo inspector y les aseguro que quién escribió dicho informe, no sabe nada de como funcionaba la J.N.G.

Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 meses

Más impuestos, más puestos para "amigos", más reglamentaciones espurias. NOOO.


Se está leyendo ahora