Con el sacudón por el anuncio del incremento de la tarifa en la energía eléctrica de todo el país todavía fresco en las mentes y los cálculos de los usuarios, ayer se conoció que las transferencias del Estado a los consumidores alcanzaron los 51.000 millones de dólares en los últimos 13 años para "sostener el precio de la generación de electricidad".
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró que ese monto representa inversiones para la creación de 35.800 jardines de infantes y a la financiación de alrededor de 5,5 millones de beneficios de la llamada asignación universal por hijo (AUH) por año.
El funcionario sostuvo que el subsidio del Estado nacional en 2015 para la generación representó 10.000 millones de dólares, lo cual -evaluó- "representa poco más de 2 puntos del producto interno bruto (PIB)".
Con la nueva política tarifaria, el Gobierno apunta a lograr un ahorro de 4.000 millones de dólares.
Respecto de las transferencias en 2015 para financiar el sistema, indicó que alcanzaron los 10.400 millones de pesos. El funcionario, junto con el subsecretario de Coordinación de Política Tarifaria del Ministerio de Energía, Andrés Chambouleyron y el secretario de Energía de Nación, Alejandro Sruoga, resaltó que sin las modificaciones en el cuadro tarifario, la cifra de 10.400 hubiera ascendido a 13.300 millones de pesos.
Aranguren puntualizó que el "proceso de revisión tarifario integral se volverá a evaluar en tres meses", y en agosto o septiembre se terminará de definir.
En tanto, la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (Adeera) destacó su acompañamiento a la decisión del Ministerio, por entender que se inicia "la normalización del sector con una nueva política energética".
Argumentó que "significa avanzar hacia un reconocimiento de los reales costos de la actividad, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio".
Por su parte, el presidente de Edesur, Maurizio Bezzeccheri, aseguró que las medidas representan "una muy buena posibilidad de recuperar el mercado de la energía eléctrica".
"Esta actualización tarifaria reconoce los verdaderos costos de las empresas, lo que permitirá retomar un camino de normalidad para brindar previsibilidad e inversión al sector", sostuvo en un comunicado Bezzeccheri.
En esa línea, Edenor también apoyó el ajuste y consideró: "No era correcto que clientes con potencial de pago abonaran facturas del orden de los $25 mensuales".
"Es positivo que los subsidios se destinen a los que realmente lo necesitan a través de la Tarifa Social", analizó.
Juan J. Aranguren MINISTRO DE ENERGÍA "En los últimos años se mantuvo un sistema tarifario injusto en donde se castigó a los que menos tienen con un sistema poco federal".

Smartphones al rescate
Frente al nuevo cuadro tarifario, los usuarios tienen un aliado en las diferentes aplicaciones para smartphones, que ayudan a ahorrar energía. Estas son algunas:
- Home Energy Performance Pro (Android): a partir de respuestas a una serie de preguntas, se pueden determinar cuáles son los puntos débiles en el aislamiento del hogar, y genera cifras de la huella de carbono de la casa. También genera una etiqueta energética, clasificando la casa a partir de su eficiencia.
- Wattio (iPhone): analiza el gasto energético del hogar o la empresa y a partir de allí una serie de mejoras con las que se puede reducir la factura eléctrica de forma considerable. Todo se controla desde el móvil.
- MyUse (iPhone): desde los hábitos diarios propone ahorrar electricidad, gas y agua realizando un consumo más eficiente.
- Energy Efficient Home!: ayuda con sus consejos a mejorar la eficiencia en los hábitos diarios, a recomendar la temperatura de confort para la casa, qué tiene que hacer para ahorrar o cómo se pueden mejorar algunos pequeños detalles.
Standby Check: tiene, entre otras funciones, un "detective de energía" que dice cuánta energía se podría ahorrar si se eliminaran o redujera el "StandBy", aparato por aparato.
electrodomesticos.jpg

colas.jpg
Pasajeros en una parada de colectivos. Archivo
Pasajeros en una parada de colectivos. Archivo

Ahora el transporte, también bajo la lupa
Anticiparon que siguen los subsidios pero que "habrá cambios". El transporte público será el próximo paso de la revisión de costos en los servicios, anunció ayer el ministro del área, Guillermo Dietrich, quien prometió que los subsidios a colectivos y trenes "van a continuar pero con cambios", mientras los usuarios ya temen sufrir nuevos aumentos.
Tras el incremento en las tarifas de electricidad, el ministro de Transporte salió ahora a señalar que se irá "modificando el modelo" aplicado hasta ahora al sector bajo su área.
"Siguen los subsidios pero estamos terminando de ver las estructuras de costos, la evolución de los últimos meses del año. Hay un montón de costos del sistema que no fueron reconocidos desde hace 7 u 8 meses. Estamos evaluando todos los números para tomar definiciones", dijo Dietrich.
Según un reporte que llegó a manos del ministro, el kirchnerismo repartió más de 200.000 millones de pesos en subsidios en energía y transporte durante 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maria O.
Maria O. · Hace 10 meses

US$ 50 mil millones que fueron a parar directamente a la gente. Ahora el nuevo gobierno pretende quedarse con ese dinero mediante la quita de subsidios con la excusa de administrarlo mejor y hacer obras para la gente. Pero quién nos garantiza que realmente van a usar ese dinero para invertirlo en el país?, quién nos asegura que no se lo van a quedar ellos. Con los subsidios nosotros teníamos la garantía de que el dinero se usaba para la gente


Se está leyendo ahora