Cuatro hombres entraron a la Universidad Bacha Khan, al norte del país asiático armados con fusiles y granadas, disparando a diestra y siniestra. Los atacantes fueron abatidos por el ejército pakistaní.
'Hubo tres explosiones de granadas que dejaron 21 muertos confirmados incluyendo profesores y estudiantes. El Ejército tomó el edificio y realizó una búsqueda por si había atacantes ocultos', indicaron fuentes policiales.
El vicerrector de la Universidad, Fazal Rahim, confirmó que entre los 21 muertos hubo cuatro guardias de seguridad y un policía.
Por su parte, Asim Bajwal, director general de la oficina de relaciones públicas del Ejército (ISPR, por sus siglas en inglés), dijo que dos atacantes fueron muertos inicialmente por soldados y otros dos horas más tarde por parte de francotiradores.
'Francotiradores mataron a dos terroristas más', lo que eleva a cuatro el número de insurgentes muertos. Todos los edificios y tejados están tomados por el Ejército', agregó posteriormente Bajwal.
Inmediatamente tras el ataque, las fuerzas de seguridad acordonaron el perímetro de la institución y mantuvieron un tiroteo con los atacantes.
Medios locales informaron poco después que el hecho había sido reivindicado por una milicia talibán, pero el principal grupo talibán paquistaní, el TTP, se desvinculó de inmediato del ataque.
'El TTP condena el ataque en Charsadda y no lo llevamos a cabo', aseguró en un comunicado el vocero talibán, Muhammad Khurasani.
'Quien quiera que haya usado nuestro nombre para reivindicarlo será llevado ante un tribunal de la sharia' o ley islámica, concluyó el portavoz del principal grupo talibán paquistaní, que remarcó que el líder del TTP, el emir Fazlullah, se desvinculó él mismo del ataque.
Charsadda está a unos 40 kilómetros de la capital provincial, Peshawar, donde en diciembre de 2014 el TTP lanzó un ataque contra una escuela que causó 151 muertos, entre ellos 125 niños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora