El terrorismo descargó un ataque brutal sobre París. Con siete atentados coordinados y simultáneos causó al menos 120 muertos y decenas de heridos.
El más grave ocurrió en la sala de espectáculos Bataclan, en el Boulevard Voltaire, donde murieron tres terroristas y más de cien espectadores que habían permanecido como rehenes durante varias horas.
También hubo explosiones cerca del estadio de Francia, donde la selección gala jugaba un partido amistoso con la de Alemania.
De allí debió ser evacuado el propio presidente francés François Hollande, en medio de fuertes medidas de seguridad.
También hubo atentados en el restaurante Le Petit Cambodge, el local Bonne Biere y el bar Le Carillon.
El fiscal de la República, Francoise Molins, informó que dos personas murieron en el Estadio de Francia; 18, en el Boulevard de Charonne; una en el Boulevard Voltaire; cinco en la Rue de Fontaine-au-roi, y 14 en la Rue Alibert. Salvo el estadio, los otros lugares se encuentran en los distritos 10 y 11.
Conmoción mundial
El mundo entero se conmocionó con lo que fue una acción terrorista militarizada y perfectamente coordinada, y que revive los peores fantasmas de una conflagración que ya involucra a la Europa central.
A diez meses de la masacre de 18 personas en la revista Charlie Hebdo y en un lugar de comidas judías, muy cerca de la sala Bataclan, el presidente Hollande se vio obligado a declarar al país en emergencia, cerrar las fronteras y desplegar fuerzas policiales y militares por todo el territorio.
Muchos testigos identificaron a los atacantes como islamistas. Oficialmente, el canciller español José Manuel García-Margallo opinó que "todo parece indicar que esto responde a un terrorismo yihadista"
Horror en Bataclan
La toma de rehenes en la sala de conciertos Bataclan concluyó de manera trágica. Cuando la policía intentó rescatar a más de mil rehenes que se encontraban en su interior abatió al menos a cuatro terroristas pero encontró un centenar de muertos entre los prisioneros.
"Cuatro de los asaltantes del Bataclan murieron, tres de ellos tras activar sus cinturones de explosivos", informó la policía. Tras la operación, los canales mostraban cómo los miembros del cuerpo de bomberos sacaban cadáveres del interior de Bataclan.
Según la información oficial, el asalto policial fue dispuesto tras escucharse disparos y detonaciones en el interior de la sala, lo que generó el temor de que intentaran hacer volar el edificio.
La agencia France Press consignó que Eduard Veilly, de 39 años, estaba en el concierto. "Hacia la séptima y octava canción escuché ruidos como de petardos y cristales rotos. Me di cuenta de que nos estaban atacando. Empezamos a gritar, pero la música estaba muy alta, y la gente al principio no se daba cuenta. Siguieron las detonaciones y se desató el pánico. Yo me caí, me recogieron y conseguí escapar. La puerta estaba abierta. Pero luego los atacantes ya no dejaron salir. Todos mis amigos se han quedado dentro".
"Después de cada ráfaga, intentábamos lanzarnos lo más lejos posible de los tiradores", relató a Le Figaro otro de los sobrevivientes de Bataclan.
Los terroristas iban enmascarados y equipados con armas automáticas del tipo Kalashnikov.
En las inmediaciones de la sala hubo al menos dos tiroteos, uno de ellos en la calle Charonne.
Un testigo aseguró que, mientras disparaban, los atacantes gritaron "Allahu Akbar" (Dios es el más grande).
Benjamin Cazenives testimonió: "Estoy vivo. Solo tengo unos cortes. Una carnicería. Cadáveres por todas las partes".
mc donalds paris.jpg

París en guerra
Las calles próximas a los lugares de los tiroteos fueron cerradas al tránsito. La plaza de la República, cercada por la policía. El jefe de una de las unidades antiincendios dijo a sus subordinados: "París está en guerra".
Las víctimas son jóvenes y los relatos de sus agonías, estremecedores. Anoche, la bella ciudad de París mostraba el escenario del toque de queda, con patrullas en cada cuadra y recomendaciones de permanecer en los domicilios.
'Había sangre por todos lados. Han disparado sobre la multitud. Tenían metralletas y han disparado en todas las direcciones", se repetían los mensajes del horror difundidos a través de redes sociales.

Embed
Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 12 meses

gio... esto no "comenzó" con Charlie Hebdó, sino con las enseñanzas del profeta pedófilo y sanguinario, revisá un poco la historia y no solo de hace 1.400 años sino la reciente. Para muestra un botón: decime cual es el castigo para la apostasía en la muy tolerante "religión de la paz". De paso: http://www.thereligionofpeace.com/quran/023-violence.htm http://corpus.quran.com/translation.jsp?chapter=9&verse=5 Pero según vos, la mejor forma de defender la libertad de expresión (derecho ganado en la historia con el sacrificio de millones de personas que lucharon para que vos HOY tengas el derecho de escribir aquí tus opiniones) es... cerrando la boca? la mejor forma de exponer la dimensión ideológica fascista y suprematista del mohemadismo es callarse por temor? muy bien lo suyo...

gio vergara
gio vergara · Hace 12 meses

Esto comenzó con las publicaciones de esos pelotudos de Charlie Hebdó cuando se burlaban de la religión de estos "loquitos". Esa burla fue festejada por millones de franceces que incluso reivindicaron a la revista francesa después del primer ataque. Entonces, que ahora no lloren. Quien no sabe que tocarles la religión a los "cabeza atada" es como ortear un pítbull....era obvio


Se está leyendo ahora