Roque Mascarello prometió trabajar con las comunidades para combatir el dengue, declamó que las políticas en ese sentido no se limitarán a reunirse con los intendentes. En esa misma línea, tras tomarle juramento como nuevo ministro de Salud Pública, el gobernador Juan Manuel Urtubey expresó: "Hay que ir a tocar la puerta, hay que ayudar a cada uno de nuestros vecinos a limpiar su casa, hay que mutar las formas de militancia social en la Argentina".
Lo dicho por el gobernador ratificó su posición de cercanía con la impronta del actual gobierno nacional, que hace su prédica territorial mediante "timbreos". Roque Rosario Mascarello, flamante ministro de Salud, puso a la desnutrición infantil y a la atención primaria de la salud como los apremios de su conducción.
Nuevamente haciéndose eco de lo dicho por Urtubey, quien aseguró que "la tarea contra el dengue no se resuelve con más o menos médicos, o más o menos centros de emergencia, se resuelve con militancia social", Mascarello negó que se necesiten más profesionales y caracterizó: "Es un trabajo que hay que hacer con todos municipios, pero cuando hablo de los municipios no me refiero a los intendentes solamente, es también con la comunidad en su conjunto".
Durante su llamado a la militancia social, Urtubey la diferenció de su homóloga política. "Ya no se necesita andar repartiendo cosas en ningún lado a través de la militancia política", puntualizó el mandatario. Convocó a los presentes en el acto de asunción a reinventar las formas de intervención social y saludó a los que "hablan desde adentro" y no "sin conocer la verdad de lo que pasa".

Desnutrición infantil

Hace algunas semanas, las muertes de dos bebés tomaron estado público mediante las declaraciones del médico Ramiro Soraire, luego de ello lo sacaron de su cargo. José Santiago, de 18 meses, y Andrea Ruth Gómez, de cinco, fallecieron en los primeros días de agosto de este año con cuadros de insuficiencia nutricional.
Mascarello dijo que erradicar las muertes de niños es una prioridad, aunque celebró que hubiese avances en cuanto al índice de mortandad infantil, que según Urtubey "tuvo la baja más importante de la historia" durante su gestión.
A minutos de haber asumido, situó esa problemática en un espacio geográfico puntual. "Hay que hacer un trabajo fuerte en el Chaco salteño", subrayó el ahora exdirector de Aguas del Norte.

Nivel primario de la Salud

El tercer tema importante, según priorizó el nuevo ministro, es la optimización de los centros de salud barriales. Expresó la necesidad de hacerlos más operativos para que no se desborden los hospitales, tal el caso del San Bernardo, que en cuenta de reservarse a intervenciones más específicas, termina funcionando como una gran guardia de urgencias.
El titular de Salud Pública se refirió a la creación de más nodos de alta complejidad en el nivel primario de atención. Para ello, será necesario incorporar tecnología y profesionales en los centros asistenciales de la periferia. De esta manera se descentralizaría la atención y se conformarían nuevas instituciones cabeceras del sistema primario.

El acto

Participaron varios de los funcionarios de primera línea, con el jefe de ministros, Carlos Parodi, a la cabeza. También estuvieron el ministro de Gobierno, Juan Pablo Rodríguez; la ministra de Justicia, Pamela Calletti; el de Trabajo, Eduardo Costello; el de Primera Infancia, Carlos Abeleira; el de Hacienda, Sebastián Gomeza, y el de Asuntos Indígenas, Luis Gómez Almarás. Además de Mascarello, asumieron Francisco Marinaro Rodó como secretario de Salud y Daniel Barroso en Defensa Civil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora