*

Masiva marcha federal en plaza de Mayo contra ajustes y despidos
Ante una masiva concurrencia y por primera vez desde que asumió Mauricio Macri como presidente, distintos grupos y sectores vinculados a los gremios se manifestaron contra la política económica del Gobierno. Como en sus mejores tiempos, la Plaza de Mayo albergó a miles de manifestantes. No hubo incidentes y al final reinó la alegría, resaltando las protestas generalizadas contra el Gobierno.
Los titulares de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, Hugo Yasky y Pablo Micheli, hablaron en el cierre de la Marcha Federal en Plaza de Mayo, destacando la cuenta regresiva de un paro nacional. Protestaron contra "el ajuste", reclamaron una "agenda social", y pidieron la reapertura de paritarias. Yasky destacó que la participación alcanzó las 200 mil personas.
El comienzo
Faltando poco menos de una hora para el acto central, la plaza y las calles y arterias que conducen a ella estaban colmadas de manifestantes. En el lugar ya estaban presentes Roberto Baradel, Pablo Micheli , Hugo Yasky, Facundo Moyano, Pablo Moyano y algunas madres de Plaza de Mayo, entre otros. Frente a la Casa Rosada confluyeron un centenar de banderas, colores y consignas. Si bien la premisa de la movilización era "contra el tarifazo, el ajuste y los despidos", cada agrupación y partido sumó la propia. Se leían pancartas que pedían la renuncia de Mauricio Macri, banderas que reclamaban la liberación de Milagro Sala, otras que demandaban el regreso de Cristina Kirchner y hasta algunos manifestantes que improvisaban carteles de "Fora Temer" en vista de la reciente destitución de la presidenta de Brasil. Incluso un grupo de taxistas mantenía el reclamo en contra de la empresa Uber.
A medida que las distintas columnas provenientes del interior se acercaban, el ruido se volvía ensordecedor.

acto07.jpg
Bombos, bombas de estruendos y parlantes en los que sonaba música de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota acompañaban la jornada.
En simultáneo, desde uno de los escenarios montados sobre la plaza, una mujer se ocupaba de nombrar cuidadosamente a todos los que participaban: "ATE, las dos CTA, Movimiento Evita, Miles, Nuevo Encuentro, Tupac Amaru, Suteba y siguen llegando".
Por la presencia, sin dudas, fue una convocatoria de centrales obreras, movimientos sociales, la izquierda y agrupaciones de derechos humanos de todo el país que se manifestaron en contra del aumento en las tarifas, la caída del empleo y el ajuste.
La Marcha Federal se complementó además con un paro de docentes y médicos bonaerenses, a los que se suman la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop); Cipec, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos (Foetra Buenos Aires), entre otros.
La Marcha Federal comenzó el miércoles y finalizó ayer, con un acto en Plaza de Mayo. Los memoriosos recordaron que hubo una marcha similar en los 90, contra las "políticas neoliberales" de Carlos Menem.

marcha.jpg

Cuenta regresiva a un paro nacional

Los titulares de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, Hugo Yasky y Pablo Micheli, respectivamente, hablaron en el cierre de la Marcha Federal en Plaza de Mayo. Protestaron contra el ajuste, reclamaron una agenda social y pidieron la reapertura de paritarias. Además, amenazaron con un paro nacional. El primero en tomar la palabra fue Micheli. "No nos merecemos gobernantes que nos saquen como están haciendo", dijo. En un duro discurso, dijo que el Gobierno pretende que "los que menos tienen paguen el ajuste, mientras que las empresas acumulan cada vez más ganancias". Agregó luego: "No queremos ningún ajuste ni violento ni gradual, ajuste las pelotas....". Además, dijo que las inversiones que necesita el Gobierno no vendrán por el nivel de conflictividad social. "Son vivos, no quieren venir porque hay conflictividad social. Y va a seguir habiéndola si el Gobierno no escucha el clamor de los compañeros que vienen peleando. Si no nos escuchan, va a haber paro nacional más temprano que tarde", dijo.

Yasky, en el cierre

Luego, Hugo Yasky cerró el acto. "Este pueblo no se arrodilla ante el poder económico ni la represión", dijo, y agregó: "Vamos a instalar la agenda social que se niegan a discutir". Destacó la cantidad de gente presente en la movilización. Según él, 200 mil personas participaron de la marcha. "Intentaron ocultarnos. Ni siquiera decían que esto era una marcha, decían que era una congestión de tránsito. Pero bueno, bienvenido. Va a haber muchas congestiones de tránsito más, entonces", dijo.
Y añadió: "Este es el comienzo, puntapié inicial para el gran paro nacional".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...