El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, acordó con representantes en el Congreso del gobierno nacional desactivar iniciativas que iban a crear de un hecho un 'cepo laboral', como así también desalentaría la creación de nuevos puestos de trabajo. Se trata de un proyecto que tenía aval de toda la oposición que iba desde la reposición de la doble indemnización hasta la prohibición directa de las cesantías en empresas y el Estado.
La semana que arranca mañana prometía una agudización del enfrentamiento entre oficialismo y oposición por la intención original de evitar un recrudecimiento de los despidos. Bloques no macristas avanzaron días atrás con proyectos que establecen la declaración de la emergencia ocupacional que iba a derivar en un endurecimiento del mercado laboral que impediría la creación de empleo. El Gobierno, alarmado, hasta confesó estar dispuesto a frenar la medida con un veto.
En ese escenario de conflicto, el Frente Renovador saldó las diferencias internas sobre el tema y preparó una iniciativa para incentivar el empleo. El sistema es claro: premiar con concesiones impositivas a quienes contraten mano de obra. La propuesta lleva el nombre de Sostenimiento del Empleo y Fomento del Empleo PYME. Según supo Infobae, los detalles se ultimaron en una reunión que mantuvo la plana mayor del espacio esta tarde, con Sergio Massa a la cabeza.
Antes, hubo encuentros con Emilio Monzó, el influyente presidente de Diputados, y Nicolás Massot, titular del bloque del Pro en la Cámara baja. En ese encuentro, del que participaron Massa y Graciela Camaño, se acordó avanzar con una iniciativa diferente, pero que también atienda una de las preocupaciones crecientes, que es el desempleo.
Fuentes del massismo explicaron a este medio que, de ser sancionada por el Congreso, la medida permitirá sumarse al plan a aquellas Pymes que hayan mantenido o incrementado su planta de trabajadores en relación a la situación que había en noviembre del año pasado.
Según el proyecto, las empresas que incrementen el número de personal podrán descontar un salario mínimo vital y móvil (SMVM) por cada trabajador nuevo. Si además el contratado tiene entre 18 y 25 años, o más de 40, el beneficio es de un SMVM y medio.
Tras el encuentro en el que se pulieron los detalles de la iniciativa, Massa recorrió la fábrica productora de autopartes Cozzuol ubicada en General Pacheco y pidió opinión a los trabajadores. Los escoltas que llevó no fueron elegidos al azar: eran los diputados Facundo Moyano y José Ignacio De Mendiguren. El primero, del ala sindical, había coqueteado con la propuesta de una doble indemnización; el segundo, de extracción empresarial, la rechazó de plano. Ahora parecen haber encontrado un punto de concordia.
En la mañana del domingo, el diputado massista Marco Lavagna aclaró que, en caso de que el gobierno de Macri no acompañe este nuevo proyecto 'la aprobación de la doble indemnización va ser muy difícil de frenar'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora