A los despidos que se vienen conociendo en el país, se suman situaciones de tensión por la puja salarial que no se cierra en diferentes provincias. La compleja situación que atraviesan las empresas por la caída de las ventas, entre otros factores, y la preocupación de los gremios por la escalada inflacionaria están generando un escenario de alta conflictividad. Ayer se resolvió el cierre de la tabacalera Massalin Particulares en Tucumán, mientras hubo cortes de ruta de trabajadores de los ingenios San Martín de Tabacal, en Salta, y Ledesma, en Jujuy.
Ante el derrumbe en las ventas por la suba de impuestos, Massalin Particulares cerró la planta de compra y acopio de la localidad tucumana de La Cocha, donde empleaba a 20 trabajadores, y despidió a 60 obreros de establecimientos de Goya (Corrientes) y Merlo (Buenos Aires).
"Por decisión del Gobierno nacional, a partir del 1 de mayo, los impuestos que pesan sobre la venta de cigarrillos alcanzan al 80 por ciento del precio que paga el consumidor, cuando antes ese total era de casi el 70% del valor de venta del producto", explicó la firma en un comunicado.
La empresa advirtió que "la decisión oficial afectó la dinámica del mercado y recortó los volúmenes de venta en el mercado legal, generando una capacidad ociosa imposible de sostener para la compañía, obligándola a implementar un plan de acción para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones en el país, donde está presente desde hace 115 años".
Con más de 2.500 empleados, Massalin Particulares opera dos plantas de fabricación de cigarrillos en Merlo y Goya y cuenta con una planta de procesamiento de hojas de tabaco en Rosario de Lerma (Salta), además de centros de acopio en Perico (Jujuy) y Alem (Misiones).
Durante el 2015, la facturación conjunta de Massalin y Nobleza Piccardo -la firma que controla la mayor parte del mercado- superó los 42.500 millones de pesos, pero el 70 por ciento se destina a pagar los impuestos.
La suba de la alícuota del impuesto interno a los cigarrillos, que pasó del 60 al 75 por ciento a partir de mayo, puso en jaque a la industria tabacalera y generó una fuerte caída en las ventas.

Cambio de escenario

Cada atado de cigarrillos pasó a costar, en promedio, unos 45 pesos desde mayo. El elevado precio obligó a muchos consumidores a optar por adquirir los atados en el mercado ilegal y, en otros casos, a comprar el tabaco y armar los propios cigarrillos.

En el sector privado

Hernán Letcher, director de Centro de Economía Política Argentina (CEPA), estimó que en junio hubo unos 11 mil despidos en el país solo tomando en cuenta los del sector privado.
Sobre los recortes que se dieron el mes pasado, aseguró que quedaron sin empleo 2.500 personas en el sector servicios (comercios y gastronomía) y que la recesión económica está afectando a variados rubros.
En diálogo con Radio del Plata, el economista aseguró que el acumulado de desvinculaciones entre diciembre y junio es de 160 mil, a lo que se deben sumar unas 18 mil personas suspendidas.
Al mismo tiempo, señaló que una de la actividad más afectada es la de la construcción, con 58 mil despedidos. Letcher sostuvo que lo lamentable es que el ritmo de despidos que hubo desde diciembre se mantuvo y no disminuyó en lo que va del año.
Por otra parte, señaló: "No se está cumpliendo con el pacto entre los empresarios y el Gobierno nacional para no despedir personal durante seis meses".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

"" en que te han convertido , Daniel, no mientas mas, en mi gobierno no habrá despidos ,ni tarifazos, ni caída del salario, no mientas mas..." Te acordas quien decía esto. Le creíste, ¡¡¡jodete por infeliz!!!

Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 2 meses

¿Que tal los que votaron y confiaron en la palabra del mentiroso e inútil serial de macri. Acepto que lo voten los porteños , pampeanos, cordobeces, santafecinos y los de las zonas mas ricas, pero que lo voten los pobres de l noroeste argentino ¡¡¡ vayan a cagar !!!

Se está leyendo ahora