Salta vuelve a tener un apenado fin de semana con hechos de violencia extrema que dejaron un saldo de tres personas sin vida. Los actos ocurrieron en la capital y en el interior provincial.
El primero ocurrió en el popular y reconocido Paseo Balcarce, cerca de las 4.30, cuando se produjo una gresca entre jóvenes; el otro hecho fue en una humilde casa de Colonia Santa Rosa, donde los efectivos encontraron a dos jóvenes sin vida. La trágica noche tuvo como denominador común el consumo de alcohol y drogas.
En un año con macabros asesinatos en Salta, en la madrugada de ayer dos homicidios se sucedieron en la ciudad y el interior. Respecto al primer hecho, fuentes policiales indicaron el episodio como un "confuso incidente". Sin embargo, los elementos existentes hasta el momento hacían suponer que se trató de un homicidio. Serán las pericias y las investigaciones que desplegará la Policía y el CIF las que determinarán las circunstancias.
Cerca de las 5, personal del 911 informó sobre una pelea entre varios jóvenes en la esquina de la avenida Entre Ríos y calle Balcarce. Dos jóvenes quedaron gravemente heridos tras pelear con al menos otro cinco. Uno de los muchachos heridos, identificado por la Policía como Federico Alan Martearena, de 18 años, fue trasladado de urgencia por una ambulancia del Samec al hospital San Bernardo, adonde, según los profesionales médicos, llegó ya sin vida.
El hecho fue detectado por la cámara de video vigilancia ubicada en la zona donde se produjo la disputa. Fue desde el centro de operaciones de donde surgió el alerta a los efectivos del 911, quienes rápidamente se dirigieron a la esquina.
Además, según informó la Policía, también se hizo presente el personal del Operativo Balcarce, grupos de seguridad que alertaron sobre dos chicos que habían quedado inconscientes tras la pelea.
Si bien los dos jóvenes quedaron inconscientes, Alan Martearena, domiciliado en el barrio Democracia, fue trasladado de urgencia en "código rojo", mientras que su amigo logró recuperarse y optó por retirarse por sus propios medios, según fuentes policiales.
Diferencias en el boliche
Antes del fatal desenlace en la intersección de Entre Ríos y Balcarce, los muchachos habrían mantenido una acalorada discusión en el interior de un local bailable ubicado en la Balcarce. Ante los incidentes ocasionados, la seguridad del boliche sacó del lugar a los revoltosos quienes lejos de tranquilizarse y seguir su camino hacia otra dirección siguieron la trifulca en la vía pública.
Distintas áreas de seguridad se hicieron presentes en el lugar; sin embargo, el hecho quedó en manos de la División Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). Minutos después de lo ocurrido en pleno centro salteño, inspectores, suboficiales y oficiales de la Brigada de Investigaciones se encargaron de verificar y analizar las imágenes que la cámara de video vigilancia captó en el momento de la gresca.
Los primeros indicios señalan que, en el momento de la pelea, Alan Martearena habría recibido un golpe que lo desestabilizó, cayó pesadamente contra el suelo donde habría golpeado su cabeza con el cordón cuneta. El fuerte impacto le habría provocado la muerte minutos más tarde, cuando era trasladado por la ambulancia al hospital San Bernardo.

Las sospechas
Ayer se logró la detención de personas sospechadas de cometer los crímenes. En Salta capital, la Policía detuvo a José Federico Laguna, quien habría estado peleando con Martearena, de 18 años. En tanto, dos hermanos de nacionalidad boliviana fueron detenidos por personal de la Brigada de Investigaciones número 2, sindicados como autores del doble homicidio en Colonia Santa Rosa.
Colonia Santa Rosa
Un joven y una adolescente fueron hallados sin vida en el interior de una precaria vivienda en Colonia Santa Rosa. Ambos tenían en su cuerpo impactos de balas.
Se trata de Jorge Luis Romero, de 18 años, y la menor de edad Vanesa Rivero, de 16. Los cuerpos fueron identificados por sus familiares.
Antes del tétrico hallazgo de los cadáveres, personas que se alarmaron por lo sucedido indicaron que esa casilla de madera es utilizada por jóvenes y hombres mayores para consumir distintas sustancias y alcohol. Efectivos de la subcomisaría Las Palmeras, junto a personal de la Brigada de Investigaciones, llevaban a cabo las tareas de rigor e investigaban el supuesto homicidio de dos jóvenes en el lugar señalado como un aguantadero.

Los jóvenes fueron acribillados
Conmoción en Colonia Santa Rosa. Hay dos hermanos detenidos. El hallazgo de los cuerpos provocó conmoción en los pobladores de Colonia Santa Rosa. El lugar del macabro hecho se encuentra en la calle El Talar y Algarrobo. Allí, una humilde y precaria casilla de madera fue el escenario del supuesto doble crimen de Romero (18 años) y la adolescente Rivero (16).
Cerca de las 0.15 de ayer, efectivos de la subcomisaría Las Palmeras se acercaron al lugar tras ser alertados de distintas detonaciones de armas de fuego. Al llegar, observaron una gran cantidad de personas que estaban afuera de la casa abandonada, donde usualmente suelen juntarse para beber alcohol y consumir drogas.
Ante la presencia de los cadáveres, los uniformados pudieron verificar que el cuerpo del muchacho tenía dos impactos de arma de fuego, uno en el tórax y otro en el cráneo. Mientras que la adolescente, que se encontraba en el interior de la vivienda, tenía un impacto en la zona del cuello.
El juez actuante en turno ordenó la presencia inmediata de Criminalística y personal de Bomberos para el traslado de los cuerpos.
Al cabo de unas horas, la Brigada de Investigaciones informó que habían detenido a dos hermanos, oriundos del vecino país de Bolivia.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ale Ghirardi
Ale Ghirardi · Hace 11 meses

Solo los de Colonia podemos dar juicio d moral al que mato a esos "chicos" los dos eran unos delincuentes, la mina una linyera montonera y el vago otro pipero de mierda. El boliviano era novio de mi amiga, lindo chico rubilingo que ahora debe tner como casi 30 y para que sepan los poxys, chorros esos le robaron 170 mil de su finca y la golpearon a su señora y asu hermano le quebraron los dedos a golpes, ademas le hicieron pedazos su camioneta y amenazaban a su familia de muerte.... hay que ver bien el transfondo de cada caso dejen de ser puro titulos, aqui en colonia todos savemos la verdad, solo los negros de los familiares son los que dicen que los "chicos eran unos santos" jajaja como siempre.

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 11 meses

No se conforman con asesinar en su país.Sigan abriendo las puertas a estas lacras

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

Estas tres muertes, me producen una tremenda "sensación de inseguridad".

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 11 meses

ESTOS SON LOS JOVENES SIN LIMITES DE PADRES PERMISIVOS Y QUE A SU VEZ LES TEMEN, SON JOVENES SIN VALORES, SIN SENTIDO COMÚN DONDE EL ALCOHOL Y LAS DROGAS SON SUS NORTE, ESTOS SERAN LOS FUTUROS PADRES DE FAMILIA Y DIREIGENTES DE ESTE PAIS, LAMENTABLE.


Se está leyendo ahora