Lo que debía terminar con una noche plena de alegría y festejos de carnaval culminó de manera violenta en Orán.
En la madrugada de ayer, cerca de las 4, uno de los integrantes de la comparsa Los Indios Yohawas recibió una puñalada a la altura del pecho que le produjo la muerte. El lamentable hecho se produjo en la intersección de las calles Arenales e Hipólito Yrigoyen, en la esquina de la plaza San Martín. Según pudo averiguar El Tribuno, la víctima discutió con uno de sus primos, quien sacó un arma blanca y se la incrustó en el pecho. Intervino en el asunto la Fiscalía Penal 3, a cargo de Nohemí Carrera. Tras la orden del juzgado interviniente, se produjo la detención del presunto criminal.
Un grupo de personas, compañeros de la víctima, en diálogo con este medio, manifestó que "ya venían discutiendo de hacia rato". Al finalizar el corso, que se realiza desde hace tres semanas todos los sábados y domingos en San Ramón de la Nueva Orán, los integrantes de la comparsa Los Indios Yohawas se dirigieron a un tinglado ubicado en dicha intersección, donde suelen guardar los enormes gorros que utilizan para desfilar. Allí, según los testigos, se produjo una disputa entre los primos que comenzó verbalmente, siguió con golpes de puño y luego Fabricio Sánchez, de 22 años, sacó de entre sus ropas un cuchillo tipo sierrita con el que hirió a su primo, identificado por efectivos policiales como Ramón Palavecino, de 30 años.
Un certero golpe en el pecho, cerca del corazón, causó la muerte del joven integrante de una comparsa. La víctima falleció en las instalaciones del hospital San Vicente de Paul, en Orán, donde había sido llevado de manera urgente. Asombrados por el violento desenlace, los compañeros de los protagonistas del hecho dijeron que "nunca imaginamos que Sánchez sacaría un arma blanca para terminar con la vida de su primo".
Según aportaron fuentes cercanas a este medio, la discusión entre los muchachos habría sido por cuestiones económicas, ya que el supuesto agresor no hacía su aporte para pagar el trabajo de un hombre que oficia como sereno en el tinglado donde habitualmente guardan los gorros de la comparsa. En ese sentido, el reclamo venía siendo una constante hasta que derivó en el enfrentamiento que terminó con la vida de uno de ellos.
Secuestro y detención
Después de apuñalar a su compañero de comparsa y primo, el supuesto autor del ataque mortal, identificado por la Policía como Fabricio Sánchez, se dirigió hacia su casa, donde se cambió de ropa, se baño y dejó el arma homicida en la mesa del living. Al cabo de algunas horas personal de la Brigada de Investigaciones encontró el cuchillo utilizado en el ataque.
Después de cambiarse, Sánchez se dirigió a la casa de su madre buscando ocultarse, pero en ese lugar fue detenido por efectivos de la Brigada de Investigaciones de Orán.

cuchillo.jpg
El arma homicida
El arma homicida

Comparsa número 23
Hace tres fines de semana se festeja el corso en Orán con 26 comparsas. La comparsa identificada con el nombre de Los Indios Yohawas tenía designado el número 23, de 26 comparsas que durante los tres fines de semana que se viene desarrollando el corso desfilaron por la calle López y Planes de Orán. Para muchos, el 23 tiene un significado especial, tanto para bien pero también para mal. Lo cierto es que en la madrugada de ayer Ramón Palavecino, de 30 años, sufrió una herida que le provocó la muerte.
En el hospital los profesionales diagnosticaron que el deceso fue por: "Hemopericardio masivo con taponamiento cardíaco producido por herida punzo cortante penetrante en ventrículo derecho con arma blanca". Tras enterarse del fatídico final de Palavecino grande fue la conmoción de los integrantes de la comparsa, amigos y familiares de la víctima.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 9 meses

Coltando cabecha


Se está leyendo ahora