Era un sábado caluroso de enero en Mendoza. Cristian Verdugo salía de la pileta para terminar el asado que había preparado con un amigo cuando se encontró con 7 ladrones en el patio de su casa. Venían de robarle a los vecinos y no le dieron tiempo ni de correr. Le pegaron un tiro en la cara.
Ahora, diez meses después, el drama de la familia sigue con una nueva víctima, su único hijo. El nene dejó de escribir por el estrés emocional y esta semana se quedó sin colegio en forma insólita.
Thiago hoy cumple 8 años. Su primer grado en el Colegio Nuestra Señora de la Merced de Mendoza fue excelente: sacó 10 en casi todas las materias y estaba fascinado con natación. Pero tras la muerte de su papá, que llegó luego del boletín con buenas notas, no tuvo un brillante segundo grado. Hubo pruebas que no logró terminar y clases que no quiso copiar, por lo que arrancó con tratamiento psicológico para sobrellevar la pérdida.
Su mamá, Carina Pérez, denunció en su perfil de Facebook que la escuela decidió no admitirlo como alumno el año que viene. Se enteró a través de una carta documento que llegó el lunes a su casa. Sin más explicaciones. "Me llamaron todo el año para decirme cosas de mi hijo, pero ahora no me dijeron nada. Desde que murió su papá hizo un bloqueo en la escritura. No escribe y no lo contuvieron. Pero Thiago sabe todo, hasta leer" "Me llamaron todo el año para decirme cosas de mi hijo, pero ahora no me dijeron nada. Desde que murió su papá hizo un bloqueo en la escritura. No escribe y no lo contuvieron. Pero Thiago sabe todo, hasta leer", contó en diálogo con TN.com.ar.
La directora del colegio, Adriana Sánchez, reconoció que "es probable que la situación del papá haya influido" en la conducta y en el desempeño escolar de Thiago, aunque aclaró que ese no fue el principio. "Los hechos no comienzan ahí. Es alumno hace 3 años y desde entonces el colegio está llevando un trabajo de ayuda y acompañamiento. Lamentablemente, hemos llegado a una situación bastante complicada. Tenemos que cuidar al resto de los compañeros que también sufrían agresiones", dijo en una entrevista por Radio Nihuil.
Hace meses que Thiago está con ayuda psicológica. Una profesional lo acompaña con sesiones semanales y estuvo en contacto con las docentes. Le diagnosticó estrés, un trastorno postraumático que puede surgir luego de episodios violentos, accidentes o fallecimientos.
El crimen de Cristian Verdugo conmocionó a toda la provincia de Mendoza y tuvo impacto en medios de todo el país. La banda delictiva cayó al poco tiempo. Tres miembros fueron imputados por el homicidio.
Antes de responder la carta documento con un abogado, Carina se acercó el viernes al colegio con un certificado médico con el que justificará la ausencia de su hijo durante los próximos 30 días. La psicóloga le recomendó resguardar a Thiago de esta nueva pérdida. Todavía no sabe cómo se lo va a explicar. "Es otro duelo, pierde a sus compañeritos, a las maestras y al colegio en el que también hizo el jardín. Quiero evitar que sienta el rechazo" "Es otro duelo, pierde a sus compañeritos, a las maestras y al colegio en el que también hizo el jardín. Quiero evitar que sienta el rechazo", lamentó.
Mientras tanto, el nene seguirá a rajatabla con las clases de rugby en el club Marista. "Ahí lo apoyan mucho, se portaron muy bien con nosotros desde que empezó en marzo. Yo voy a buscarle un nuevo colegio, donde sí lo acepten y lo ayuden", contó Carina.
Las escuelas y el derecho de admisión
Los colegios privados tienen la potestad de decidir sobre la continuidad de los alumnos antes del arranque de un nuevo año académico. Así lo explicó la titular de Educación privada de la Dirección General de Escuelas de Mendoza, Beatriz Della Savia.
"El ejercicio del derecho de admisión es la forma de extinguir la relación entre la institución y los papás cuando por algún motivo en particular no pueden seguir trabajando con el niño. La escuela debe notificarlo, con la anticipación necesaria para que se pueda conseguir lugar en otra institución", señaló Della Savia.
Embed
Además, la funcionaria precisó que, pese a que es importante que la escuela tenga un seguimiento del alumno, no necesita precisarlos en la notificación a los padres. Por Radio Nihuil, agregó: "Sí es importante que haya un motivo cierto y valedero, que no sea abusivo o caprichoso".
THIAGO1.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

Estamos en ARGENTINA, EN EL SIGLO XXI Y SIGUE PASANDO ESTO!!!!!!, qué carajo harán las Autoridades Empleadas que tenemos?, seguir ganando de ARRIBAAAA!!!!!!!!, no HACEN NNAADDAAAAA!!!!!!!, cobran de ARRIBA CON NUESTROS IMPUESTOS.

clon clon
clon clon · Hace 1 mes

BRUTAS BESTIALES LAS DIRECTIVAS DE LA ESCUELA, Y TODAVIA LLAMARSE "DE LA MERCED", POBRE CRIATURA, QUEDARSE SIN PAPA TAN CHICO, QUE NI EL MISMO DEBE SABER LO QUE PASA, PORQUE PAPÁ NO ESTA. HAY QUE DENUNCIARLAS, ECHARLAS Y QUE ESE CHICO TENGA PLAZA PARA EL 2017


Se está leyendo ahora