El jueves a la madrugada en la esquina de Los Cedros y Corriente, en el barrio Taranto de Orán, Luciano Bustos, de 63 años, recibió dos puñaladas en su brazo izquierdo, estocadas certeras que minutos más tarde le produjeron la muerte a causa, según los profesionales de la salud, de un "shock hipovolémico", mientras era trasladado al hospital San Vicente de Paul.
Pasada las 2.30 Luciano Bustos bebía en una de las esquinas del barrio Taranto, cuando, según testigos, tres muchachos se acercaron para beber junto a él. Cuando estaban borrachos, uno de los circunstanciales visitantes intentó robarle a Bustos, quien se defendió y en el forcejeo recibió dos estocadas de arma blanca en el brazo izquierdo.
Gritos ocasionados en el momento de la trifulca alertaron a la Policía, que se hizo presente de manera inmediata en el lugar junto al personal de Criminalística. En la jornada de ayer, efectivos de la Brigada de Investigaciones intensificaron las tareas y procedieron a la detención de dos personas: Angel Saravia, de 38 años, y un menor de 15. Según datos aportados por los efectivos, la tercera persona que logró fugarse tiene 18 años y habría salido de la cárcel hace un mes y sería el autor de las puñaladas contra Bustos.
La autopsia del cadáver determinó que el deceso se produjo por "shock hipovolémico por sección completa de paquete arteria venosa del brazo izquierdo, con hemorragia externa producida por arma blanca". Las fuerzas de seguridad secuestraron elementos hallados en el lugar del hecho como botellas, una gorra y distintas prendas de vestir.
Por disposición de la Fiscalía Penal número 1, Juzgado de Garantías número 2 y el Juzgado de Menores número 2, ordenaron causa de detención para las dos personas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora