La infusión argentina popular por excelencia está cada vez más cerca de cruzar a ser parte del consumo de elite por los precios de la yerba. No hubo acuerdo entre productores que reclaman un aumento del 22 % e industriales, quienes pretendían una actualización del 5 %.
En este escenario, el Gobierno tendrá que fijar el nuevo precio para la hoja verde de yerba mate, dado que este viernes los productores e industriales no lograron un acuerdo para definir los valores que regirán en el periodo marzo-septiembre de este año.
El trámite, contemplado en la carta orgánica del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) prevé un plazo de 20 días para que la secretaría de Agricultura de la Nación resuelva al respecto, tras fracasar las tratativas entre sectores que integran la cadena productiva.
yerba.jpg
En las convocatorias previas no se pudo negociar entre las posturas polarizadas. Los productores reclamaron un incremento del 22 por ciento sobre el precio actual de 4,27 pesos del kilo de hoja verde, mientras que los industriales ofrecieron una actualización de 5 por ciento. Además, desde la producción también buscaron discutir sobre la extensión de los plazos de pago, en ocasiones definidos como "abusivos" por lo prolongados, en detrimento de aquellos que deben afrontar compromisos con puntualidad.
Luego de la fallida negociación, el director del INYM por el sector productivo, Cristian Klingbeil, admitió que "fue una reunión brava". En este marco, alertó que "los productores no nos podemos mover del precio que pedimos porque apenas alcanza para cubrir nuestros costos". Además, el directivo justificó la dureza de su posición al asegurar que "incluso hoy los números ya están desactualizados porque la inflación nos mata día a día".
Lo cierto es que más allá de que el incremento quede en manos del Gobierno, serán finalmente los consumidores de esta popular infusión quienes afrontarán los costos finales.

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora