Asesor para proyectos de emprendimiento de un programa comunitario que funciona hace un año en el departamento San Martín, particularmente asentado en Tartagal, Matías Noziglia fue uno de los expositores en las 38ª Jornadas de Economía de Comunión (EdC), que se realizaron en Salta del 22 al 24 de septiembre pasado.
Con 31 años, es licenciado en Economía egresado de la Universidad Nacional de Tucumán, y contundente cuando habla de su trabajo en el norte salteño y remarca que "la idea es empoderar, a través de emprendimientos, a unas 900 personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. Empoderar en el sentido amplio de la palabra. No solamente lograr su sustento económico, sino también su participación activa en la vida civil".
Carpintería, pastelería, huertas, criaderos de animales y grupos de masoterapia son algunos de los emprendimientos. Son 17 profesionales los que trabajan en el proyecto.
¿Cómo surgió la iniciativa y cómo se financia?
La diputada provincial Gabriela Martinich lo encaró junto a otras dos fundaciones. En noviembre de 2015 arrancó con encuestas para sondear la situación global de las personas y empezar a pensar en la solución definitiva.
Se financia con un fondo provincial. La gente recibe asistencia de la Anses con salario universal y asignaciones familiares.
¿Por qué decidiste participar?
Me ofrecieron ser parte del proyecto para apoyar, seguir y encaminar los emprendimientos, siempre desde la lógica de Economía de Comunión. La idea es ver al emprendimiento no solo como un sustento económico, sino también como un concepto global para la vida en comunidad. Lo pensamos con los valores de EdC: fraternidad, unidad y compromiso con la otra persona. Participo porque es una forma distinta y novedosa de cambiar la realidad de una vez por todas. No patearla hacia adelante ni tratar de paliar situaciones, sino solucionar el problema de raíz. Creo que es el ámbito ideal para cumplir ese objetivo.
¿Qué problemas ven en las comunidades?
Hay problemas de todo tipo. Mucha dependencia en cuanto a subsidios, que, en verdad, no es un problema sino una circunstancia. Las asistencias estatales de por sí son importantes porque ayudan a las personas a llegar a fin de mes, a suplir esa diferencia, pero también generan dependencia. El trabajo nuestro es lograr salvar esa dependencia para que realmente consigan su salario completo a fin de mes. Fomentar la cultura del trabajo, de la reciprocidad y de que el otro existe. Yo no puedo crecer si mi vecino no hace lo mismo. Si yo crezco sin que el otro también lo haga, entonces no tiene sentido crecer. Fomentar, ayudar y apoyar que todos vayan hacia adelante. Ese es el desafío que tenemos.
Lo lindo de esto es que muchos de la zona norte son de pueblos originarios. Ellos, de por sí, tienen una cultura de cooperativismo muy interesante. Tomamos como luz ese tipo de cultura para guiar a los demás que la han perdido o la dejaron de lado, para reflotarla.
¿Qué es importante de la visión de EdC para tu trabajo?
Yo creo que la comunión de por sí existió desde siempre. No es algo nuevo. Las culturas de todos los pueblos tienen la misma impronta de comunión y reciprocidad, de que el otro es tanto como yo. Creo que es simplemente reflotar esos valores, que los llevamos todos adentro, de una u otra forma, acompañando la cultura particular de cada zona.
¿Tu formación fue en economía tradicional?
Sí, mi formación es de licenciado en economía tradicional, de mercado. Es un desafío plasmar la teoría de la economía de mercado dentro de la comunión. No estamos hablando de una economía social, sino de una forma distinta de ver la economía. Respetamos y valoramos las leyes y lógicas del mercado, porque, si no, los proyectos no funcionan. Pero no nos olvidamos de que existe todavía algo más importante: la persona, que es la que está en juego, en definitiva, en el mercado. El mercado no es para el mercado en sí, sino para la persona. Acordarse de que está primero eso y, después, las leyes que la circundan.
¿Tuviste experiencia laboral en empresas tradicionales?
Trabajé, mientras estudiaba, con mi papá, luego hice una pasantía como asesor y tutor de proyectos en la Secretaría de Planeamiento de Tucumán. Más adelante me recibí e hice un emprendimiento de reciclaje de plástico, en el que intenté practicar la idea de la EdC. Por cuestiones de socios y por el precio del mercado de los plásticos que se vendían, que hasta el año pasado era bastante difícil, tuve que dejarlo y entonces me convocaron para seguir este proyecto en el que ahora estoy.
¿Cuándo conociste la EdC?
La conocí hace unos seis años, cuando estaba casi por terminar la carrera en la universidad. Empecé a investigar cada vez más, a asistir a congresos, leer textos y tesis, a juntarme con gente que la practicaba, con empresarios y estudiosos. Hice una escuela intensiva de EdC en 2014, que fue mi formación más fuerte, con economistas, contadores y rubros relacionados.
Un mensaje para los estudiantes de economía y carreras afines...
La economía como tradicionalmente la conocemos no es toda la realidad. Por cuestiones matemáticas o de teoría, es difícil meter toda la realidad dentro de un mismo modelo, pero tenemos que saber que existe una realidad mucho más compleja que cambia todo el modelo que pensamos. Simplemente, porque no incluimos a la otra persona. La palabra "fraternidad" nunca terminamos de incluirla dentro de las ciencias económicas. Mientras las ciencias sociales no incluyan esa palabra, no terminan de comprender o de describir completamente la realidad. Sean curiosos y busquen la forma de incluirla dentro de la teoría.
Matías cerró la entrevista deseando que otros jóvenes escucharan lo que él escuchó hace cinco años, que cambió su forma de pensar, de trabajar y de vivir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan Andrés Ravignani
Juan Andrés Ravignani · Hace 1 mes

Es un desafío entusiasmante; seguramente exigirá mucho empeño, pero sobre todo es un proyecto de ESPERANZA. Cambiarle el rostro a lo económico centrando la mirada en el SER y mo en el mero LUCRO como fin.


Se está leyendo ahora