Analizó los efectos de las tomas de deuda del Gobierno, pronosticó un crecimiento de la economía en 2017 y mostró preocupación por el alto nivel de ausentismo en los puestos laborales en Argentina. El economista porteño Matías Tombolini visitó Salta días pasados en el marco del Salón Inmobiliario del Noroeste Argentino (Sinoa). Tombolini fue unos los especialistas en el ciclo de conferencias sobre el desarrollo del sector y la coyuntura macroeconómica. Tras su alocución, el economista dialogó con El Tribuno.
El consumo interno sigue como una pata frágil de este gobierno. ¿Repuntará?
Claramente la economía el año que viene crecerá. El consumo será el que lidere esto, de la mano de un aumento del gasto público en infraestructura, que empujará la demanda de mano de obra. También está el incremento en la seguridad social, vía el pago de juicios a jubilados y la recomposición de haberes jubilatorios a más de un millón de personas. Esto necesariamente generará un impacto positivo en el consumo, que traccionará la economía fuertemente, con una inversión que se elevará, pero mucho menos de lo que prometieron. Es decir, un 2017 que crecerá de la mano de los anabólicos del consumo, pero sigue esperando un crecimiento más armónico de la mano del ejercicio sano que implicaría el crecimiento de la inversión.
El Gobierno redujo la emisión monetaria ¿Alcanza para bajar la inflación?
El Gobierno tiene una muy buena política monetaria, en el sentido de ir desacelerando la tasa de inflación, claro con una tasa de interés elevada. Esta justamente deprime la actividad económica. Pero vale decir una política monetaria acertada, que va a financiar menos que este año el fisco, sencillamente por que se tomará deuda. Eso significa que estamos cambiando licuar tu salario presente, vía inflación, por licuar el salario de tus hijos en el futuro, vía deuda. O sea tus hijos van a tener que pagar impuestos más altos en el futuro. No es que el Gobierno está cerrando la brecha fiscal, sino que está cambiando la manera en la que la financia.
Hay una polémica por la cantidad de feriados puente ¿Qué impacto tienen en la economía?
El impacto que tienen los feriados es mucho menor que el ausentismo laboral. No se puede hablar de feriados puente sin hablar de la alta tasa de ausentismo en la Argentina. Se tiene que dar una verdadera discusión entre trabajadores, sector empresario y Estado, para tratar de ver cómo hacemos para que baje el ausentismo, que es una de las variables que nos hace menos productivos, por lo tanto menos competitivos. Un feriado más o uno menos no determina justamente el avance o retroceso de la economía. Además, es una cuenta que no está clara hasta donde afecta o no. Hay sectores a los que no les va bien y a otros, mucho mejor. Creo que la discusión no pasa por los salarios, sino por ver cómo somos más productivos con los recursos que tenemos, con los feriados puente, en una Argentina en la que la gente falte menos al trabajo.
Muchos trabajadores ganan menos que los $12.500 que se necesitan para no ser pobres. Es alta la informalidad laboral y el desempleo ¿Cuál es la salida?
Eso tiene que ver con una Argentina que, con un 32 por ciento de pobres, muestra el fracaso de la política de base. La verdadera grieta no es entre kirchneristas y los del PRO, sino entre los que comen o no. Es una grieta que se profundizó a lo largo de los años. Desde 1973 al 2016 pasamos del 13 al 32 por ciento de pobres. Cuando en el mundo hay menos pobres, aquí tenemos más. La salida tiene que ver con tratar de pensar como si fuera un gran acuerdo de paz, en donde se saquen una foto Macri, Massa, Cristina, Stolbizer... con una política en común aunque sea con un objetivo. La pobreza no se resuelve con discursos ni tocando el bombo, ni con un posteo en Facebook ni con una foto en Instagram.
¿Cree que este gobierno ha tomado más medidas en favor de los sectores de mayores ingresos?
Yo creo que es un gobierno que tiene críticas por derecha y por izquierda. El sector del campo ha tenido claramente una recomposición, pero la verdad es que dejaron de perder plata. Es cierto que los precios les ganaron a los salarios, pero también es cierto que la asignación universal tiene una cobertura más amplia, porque ahora tenés a hijos de monotributistas. Al salario familiar lo podés cobrar con un ingreso de 14.000 pesos y antes era hasta 7.000 pesos. No está tan claro que este gobierno tenga un sesgo definitivamente hacia el lado de los que más tienen. Me parece que en la discusión de largo plazo eso se podrá ver. Pero hasta que el gobierno no acumule poder para poder mostrar las decisiones concretas, no se sabe.
¿Se recuperará el sector inmobiliario? ¿Están funcionando los créditos hipotecarios?
Los créditos hipotecarios serán exitosos, el del Banco Nación anda muy bien. Si a alguien le tocó Procrear tiene que tomarlo porque el subsidio es enorme. Yo creo que van a triunfar en la medida que la inflación vaya bajando y la actividad se recomponga. Si la gente, hoy por hoy, compra más departamentos es por otros factores, pero en el largo plazo la Argentina tiene para crecer un montón en el crédito hipotecario. Ese es el desafío.

Resultados que dejó Sinoa

Tras la exitosa edición del Salón Inmobiliario del Noroeste Argentino (Sinoa), se informó desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) que
es inminente la implementación del convenio de orden educativo con el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de Salta y se propicia, a su vez, su asociación con la CIA, con los beneficios que esto implica. Coincidieron en que la CIA es la entidad óptima para aglutinar los colegios del interior.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nestor  Leites
Nestor Leites · Hace 1 mes

Muchachos tenemos el país en ruinas, sin reservas, con inflación, sin crecimiento, sin empleo nuevo, con deficit,.... y estamos pensando en vacaciones. Primero a trabajar y levantar el país, ya vendrán las vacaciones. No nos tienen que distraer más.

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 1 mes

¿ Y este chanta de donde carajo la sacaron? En el mundo de èl habrá menos pobres, porque en este pais, los pobres crecen ,con la misma facilidad, con que crecen los rabanitos en el fondo de cualquier casa. ¡¡anda a discursear a la concha de tu madre!!


Se está leyendo ahora