Se acabaron las palabras y es hora de demostrar lo que son capaces de hacer arriba del ring. Llegó el día esperado para Lucas Matthysse y Viktor Postol, quienes pelearan esta noche en Carson, California, para conseguir el cetro vacante superligero de la CMB.
"Vinimos a dar guerra", dijo Matthysse cuando se vieron las caras por primera vez antes del cruce que sostendrá hoy frente al ucraniano en el estadio descubierto del StubHub Center y bajo una alta temperatura ambiente y que también se trasladará al ring cuando sea la medianoche en Argentina.
La "Máquina" Matthysse (37-3-0/ 34 ko), de 33 años, posee perfil bajo y tiene una personalidad algo distinta a la mayoría de los boxeadores de estos tiempos.
Por otro lado, Postol (27-0-0/ 11 ko) no es un noqueador, pero tiene buena técnica. El púgil oriundo de Kiev -primero en el ranking CMB- es más alto que Matthyse, por lo cual el argentino tuvo como sparrings a boxeadores de la talla del ucraniano, como Martín Ríos, los brasileños Patrick Texeira y Yamaguchi Falcao.
El argentino Marcelino López, también combatirá en la velada de esta noche como preliminar, y se medirá en una pelea sin título en juego frente al local David Rodela.

“Lucas está veloz y con mucha puntería

Con once años al lado de Lucas Matthyse, Luis Barrera, entrenador del púgil argentino, tiene toda la fe depositada en su pupilo para la pelea de esta noche frente al ucraniano Viktor Postol.
“Lucas está muy veloz y con mucha puntería, mejor que cuando le ganó al ruso Ruslan Provodnikov en abril de este año, por eso estoy convencido de que en cuanto meta la primera mano a fondo se termina la pelea”, expresó Barrera sobre el duelo de esta noche, en el que se pone en juego el título mundial superligero.
Cuty, quien fuera campeón sudamericano de peso welter a principios de la década del 90, aventuró que ese triunfo categórico puede llegar antes del quinto round.
“Le tengo muchísima fe a Lucas, porque como dije antes está mejor preparado y a medida que pasó el tiempo fue ganando experiencia y confianza, la misma que yo le tengo a él”, agregó.
Barrera dijo además que con el boxeador ya se conocen de memoria, debido a que hace casi once que trabajan palmo a palmo.
“El sabe lo que quiero que haga y él lo hace, porque es un boxeador obediente y muy trabajador. Siempre está predispuesto para todo, no hay que llamarlo dos veces para que se levante a entrenar. Lucas ya peleó con boxeadores más altos y les gano. Trabajamos mucho para contrarrestar eso”, precisó el entrenador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...