Llegó a las 11.15 a la escuela donde votó ante una multitud de periodistas y de gente que esperó la llegada del candidato a Presidente por Cambiemos, Mauricio Macri. La seguridad debió realizar un vallado y le abrió paso al candidato para que pueda llegar a la mesa donde sufragó. Sólo estuvo 28 segundo, saludó a cada uno de los fiscales, les dio dos docenas de facturas, y con una sonrisa depositó el sobre con la boleta en la urna.
Esta vez lo hizo en la planta baja, y no en la alta como en las elecciones generales, esto se debió a la gran cantidad de medios que había en el lugar.
"La verdad que es una enorme alegría representar a millones de argentinos. Este es un día histórico y que cambiará nuestras vidas. Es el comienzo de una nueva etapa para la Argentina. Pase lo que pase mañana tenemos que estar todos juntos", fueron las primeras palabras de Macri ante una "maraña" de micrófonos y cámaras de televisión.
Luego agregó: "Ahora me voy a jugar al fútbol con mis amigos, después a comer con mi familia y Lilita Carrió, a las 8 de la noche me instalaré en el búnker".
Se mostró sorprendido por el gran apoyo que tuvo hasta el momento por parte de millones de argentinos: "Todo esto me está desbordando, nunca imaginé tanto apoyo de la gente, del pueblo, estoy tranquilo y feliz, la gente está muy movilizada en todo el país, y eso me moviliza a mí también".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora