En medio del revuelo por las causas judiciales que acorralan a referentes del kirchnerismo, el presidente Mauricio Macri se presentó en la localidad bonaerense de San Martín e insistió con su objetivo de ponerle fin a la impunidad.
El jefe de Estado presentó el Plan Nacional de Primera Infancia en el centro de desarrollo infantil Chispitas, donde prometió que su gobierno construirá 4000 espacios similares antes de que finalice su mandato en 2019.
En un tramo de su discurso, el mandatario hizo un breve hincapié en la lucha contra corrupción: "Lo que más nos interesa en el mundo es lo que va a pasar con nuestros hijos. Quiero que trabajemos juntos en el camino hacia una Argentina integrada, sin exclusión, donde no haya impunidad".
Acompañado por el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, y Fernando de Andreis, secretario general de Presidencia, Macri consideró que para que ese país sea posible "hay que educar a los chicos desde los 45 días, que todos tengan una sala de 3 de 4 y de 5 años para que esto se complemente luego con los jardines de infantes".
En ese sentido, el Presidente detalló que este año espera que se construyan "cerca de mil salas de Primera Infancia", para cumplir con los 4000 proyectados en los próximos cuatro años. "Así podremos decir que todos los niños que nacen en este país van a tener las mismas oportunidades de progreso".
"De esa manera todos los chicos van a llegar a su primer día de clase estimulados, fortalecidos y cuidados, habiendo recibido todas las vacunas y el máximo amor", completó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora